Situación de violencia extrema la sufrida en Málaga por una mujer en el momento de dar el pecho a su pequeña bebé. Agentes de la Policía Local han detenido a un hombre de nacionalidad sueca y 37 años. El individuo, residente en la capital malacitana está acusado de ser el presunto autor de un delito de violencia de género con agresión y lesiones. Los primeros indicios evidencian la brutal agresión.

El suceso tuvo lugar sobre las 21:45 horas de la noche del martes 6 de octubre en un piso del centro de Málaga. En ese momento, policías locales que patrullaban por la zona en motocicleta, escucharon los gritos de auxilio de la víctima llamando a la policía. Así lo han informado desde dicho cuerpo en un comunicado.

Tras ubicar el bloque del que provenían los gritos, los agentes comenzaron a llamar a diferentes viviendas a través del portero automático. Lograron que les abrieran la entrada y accedieron al interior del edificio; tras lo que subieron velozmente por las escaleras hasta la tercera planta, donde escucharon sollozos de una mujer. Comprobaron que se encontraba en una de las viviendas, la cual tenía la puerta abierta.

Fractura abierta del tabique nasal

Lo primero que apreciaron los policías locales fue una gran cantidad de sangre en el suelo. Rápidamente localizaron a la víctima, una mujer de 31 años que salía del inmueble con su bebé en brazos. Comprobaron que presentaba una fractura abierta del tabique nasal, llegando a vérsele el hueso por uno de los lados.

Según manifestó la propia víctima, al parecer había quedado con su marido en que iban a salir a dar un paseo con la hija de ambos. Este llegó bebido y con varias botellas de vino. Ella le recriminó su actitud y se negó a salir con él en ese estado, a lo que él respondió propinándole una bofetada sin mediar palabra.

Iba a dar el pecho a la bebé cuando recibió un puñetazo en el rostro con gran violencia

La víctima, según manifestó, no solo no respondió a la agresión, sino que cogió al bebé y se lo llevó al dormitorio tumbándose en la cama para dar el pecho. En ese momento, su marido entró en el cuarto y le propinó un brutal puñetazo en la cara que le habría ocasionado las lesiones.

El marido y presunto autor fue inmediatamente detenido. Se procedió a su traslado a dependencias policiales, para, posteriormente, ser puesto a disposición judicial. En cuanto a la víctima, fue trasladada en ambulancia a un centro hospitalario para ser asistida.