El Regimiento de Artillería Antiaérea número 74 de ‘El Copero’ se ha sumado, esta semana, a la labor contra el Coronavirus que vienen desarrollando desde finales de septiembre los rastreadores militares de la Brigada X de Córdoba.

Estos rastreadores realizan las labores para permitir «una detección temprana de los casos positivos de Covid-19 y posibles contactos en la comunidad autónoma de Andalucía»; según ha explicado en un comunicado el Ministerio de Defensa.

Los rastreadores militares han superado un curso online; compuesto por cinco módulos donde se ha estudiado la enfermedad desde una perspectiva procedimental, sociológica y jurídica. Este le dota de los conocimientos necesarios para poder efectuar «un seguimiento eficaz de los contagiados por Coronavirus; identificar sus contactos y obtener la información necesaria para evaluar posibles casos».

Esta labor se realiza en un centro de llamadas. El mismo está ubicado en las instalaciones de las Bases, desde donde se integran en la plataforma de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Dependientes de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica (UVE), denominación dada al centro que apoya en cada CCAA; de Andalucía operan rastreadores militares del ALA 11 de Morón de la Frontera (Sevilla) y del Tercio de la Armada de Cádiz.

150 rastreadores funcionarán en Andalucía

El Ministerio de Defensa determinó que Andalucía recibiera, inicialmente, 360 rastreadores para hacer frente al Coronavirus; de los que 150 pertenecen a la Armada y comenzaron ya su actividad este pasado lunes.

Según explicó la Armada en una nota, los rastreadores de la Armada estarán encuadrados en cinco Secciones de Vigilancia Epidemiológica (SVE) de 30 rastreadores cada una; cada una de ella integrada por dos pelotones (PVE) de 15 rastreadores; organizados para mantener turnos de trabajo de mañana y tarde. Cada SVE estará al mando de un jefe de sección, con dos jefes de pelotón y un oficial sanitario.

Así, el pasado lunes se activó la primera SVE de la Armada en Andalucía, en las instalaciones de la Brigada de Infantería de Marina Tercio de Armada, en San Fernando (Cádiz); una vez finalizado su periodo de formación, integración y adiestramiento.

Los plazos para la activación de las siguientes SVE de Armada están sujetos a las necesidades que surjan según la evolución de la situación sanitaria. En principio y, una vez activadas las tres primeras SVE de cada Ejercito/Armada, se prevé activar una por semana entre los Ejércitos y la Armada. Los rastreadores de las SVE de la Armada en Andalucía son efectivos de tropa y marinería de las unidades de la Bahía de Cádiz.