El PSOE-A ha exigido al vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local; Juan Marín, que «inste al cese» de sus responsabilidades en la administración andaluza a José Cara; actual presidente del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) por la investigación sobre el PP de Almería. Marín, por su parte, ha asegurado que «si hay un imputado por corrupción política en este Gobierno, va a la calle».

Durante la sesión de control al Ejecutivo andaluz en el Parlamento; el diputado del PSOE-A Gerardo Sánchez ha apelado a las competencias de Marín en materia de transparencia y regeneración democrática. El diputado ha pedido a Marín que actúe «para evitar algunas de las situaciones con las que hemos desayunando los andaluces y que tanta preocupación están generando».

En concreto, se ha referido al nombramiento de una directora del Instituto Andaluz de la Juventud en Sevilla «condenada a pagar una cantidad importante y que estuvo en situación de desaparición decretada por juez». También ha nombrado al director del mismo instituto en Granada, «denunciado por la policía por desórdenes públicos y con unos comentarios homófobos propios de hace un par de siglos».

También se ha referido «al famoso y llamativo caso de las vaginas de plástico donde el delegado de Educación de Sevilla está siendo investigado por robo o las contrataciones exprés, que la Fiscalía ve de dudosa legalidad».

En concreto sobre el presidente del Ifapa, el diputado del PSOE-A ha indicado que «la Policía, en la operación Términus, dice que está imputado y que estaba en la cúspide de la presunta corrupción del PP en Almería». Por eso, le ha pedido a Marín que reconsidere su apoyo a Cara. De esta manera ha instado a su cese «inmediatamente» o, de lo contrario, «se va a convertir en encubridor de la corrupción del PP-A».

«Los que tuvieron que salir eran del PSOE-A»

De su lado, Marín ha asegurado que desde que Ciudadanos (Cs) llegó al Parlamento andaluz «no ha habido ningún imputado en corrupción política». De esta manera ha recalcado que precisamente «los que tuvieron que salir eran del PSOE-A».

Así, ha reprochado al parlamentario que no haya hecho referencia a que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; «mantiene y no pide la dimisión a un vicepresidente, Pablo Iglesias, presuntamente imputado«, considerando que los socialistas «deberían dar explicaciones».

«Si hay un imputado por corrupción política en este Gobierno, va a la calle, cosa que en el PSOE-A nunca fueron capaces de hacer», ha apostillado el vicepresidente andaluz. Marín defiende que «cuando se habla de la luchar contra la corrupción política hay que demostrarlo».

«A día de hoy, al contrario de lo que pasaba con gobiernos socialistas, la corrupción no aparece entre las principales preocupaciones de los andaluces».

Además, Marín ha afeado a Sánchez que «criminalice» a la directora del IAJ en Sevilla; «que ha tenido que indemnizar a su exmarido vendiendo su propia casa». «Es vergonzoso utilizar eso», ha zanjado.