Agentes de la Policía Nacional han detenido en Algeciras a tres personas como presuntos autores de un delito de extorsión. El principal investigado, junto con otras dos personas, supuestamente obtuvieron, a cambio de dejarle tranquilo; más de 3.000 euros y una moto tras haber atemorizado durante ocho meses a un joven de 23 años de edad.

Según ha explicado la Policía Nacional en una nota, la investigación se inició cuando la madre se percató del estado de ansiedad, bajo rendimiento académico y somnolencia mostrada por su hijo. El joven finalmente terminó por sincerarse y contarle por lo que estaba pasando y el estado continuo de miedo en el que vive.

Por su parte, la Unidad de Delincuencia Especializada se hizo cargo de la investigación. Tras tomar declaración a la víctima se rescataron las imágenes de las amenazas sufridas durante ocho meses. Llegó a pagar 3.000 euros y dar una moto a sus extorsionadores. Asimismo, determinaron la identidad de los tres implicados y el grado de implicación de los mismos en los hechos investigados.

Según ha indicado la Policía, el principal autor de los hechos era un sujeto violento que tenía en vigor una orden de ingreso en prisión. Para sustraerse de la acción de la justicia, el investigado adoptaba ciertas medidas de seguridad para ser localizado. Por ello, enviaba a su hermano como cobrador. Así como a su pareja sentimental como testaferro a la hora de ingresar en su cuenta corriente el dinero obtenido ilegalmente.

Una vez reunidas todas las pruebas incriminatorias, los agentes procedieron a montar un dispositivo de seguridad en el lugar y hora convenida. De esta manera lograron detener al cobrador enviado por su hermano, el cual estaba en línea telefónica con el mismo, que le indicaba los pasos a seguir que a su vez transmitía a la víctima.

La actuación del hermano

El hermano y artífice de la extorsión se ocultó al conocer la detención de su hermano, logrando detener a su pareja por quedar demostrado que le ingresaba en su cuenta corriente el dinero procedente de la extorsión y tener conocimiento de todo lo realizado por su pareja huida, ya que le acompañaba en todas sus acciones ilícitas.

Tras un mes de pesquisas, los agentes lograron dar con el autor y proceder a su detención, esclareciendo toda la trama extorsionadora, pasando a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Algeciras e ingresando en prisión por la causa investigada, así como por las requisitorias vigentes que tenía en su haber.