Las hijas de Pilar, una anciana fallecida en Leganés (Madrid) han denunciado que la cuidadora de su madre, ya fallecida, les reclama 15.000 euros para abandonar el piso de su difunta madre. Además, estas denuncian que la cuidadora incineró a su madre sin su consentimiento.

A cargo de la situación se ha hecho la empresa desokupa, dedicada a arreglar los asuntos que conciernen a estos individuos que se dedican a usurpar lo que no es suyo. En este caso, la ‘okupa’ afirma que la mujer le dijo que no tenía hijas, por lo que no estaba al tanto de la situación.

Según informa Antena 3, el cuerpo de pilar apareció en su casa y Paqui, la vecina, cuenta lo sucedido aquel día. «Vi salir con muchos plásticos…y digo, es la Pili y está muerta ¿Y quién avisó a las hijas? Nadie», relata.

De esta manera, las hijas de Pilar aseguran que se enteraron de todo lo sucedido una vez ya la cuidaodra había incinerado a su madre. Dese entonces, la ‘okupa’ está «realquilando las habitaciones porque cambio los suministros de Pilar».

Para colmo, la cuidadora okupa está reclamando a la familia 15.000 euros para marcharse de la casa. Un claro chantaje por el que no pretende entrar la familia. Por ello, los vecinos han convocado una manifestación en apoyo a la familia de Pilar e intentar lograr recuperar el piso de su madre.