El Ayuntamiento de la Villalba del Alcor (Huelva), de unos 3.200 habitantes, ha pedido a la Junta de Andalucía el confinamiento de la localidad y el retraso del inicio del curso escolar para frenar el brote de coronavirus registrado en el pueblo y que ha sumado 23 positivos en los últimos 14 días.

Desde el Ayuntamiento se ha informado, a través de un comunicado, de que esas decisiones se han adoptado «por responsabilidad y por la salud de todos».

Han solicitado a la Consejería de Salud el retraso del comienzo del curso escolar en el pueblo, ya que es este departamento el que debe autorizarlo; si bien se está trabajando conjuntamente con el colegio de la localidad para garantizar que se cumplirán todos los protocolos de seguridad para asistir con tranquilidad a clase.

Respecto a la guardería infantil, permanecerá abierta para que puedan asistir los niños cuyos padres quieran o necesiten llevarlos a clase y los padres que decidan no llevar a sus hijos no perderán sus plazas ni tendrán que realizar el pago del mes de septiembre.

El Consistorio también ha solicitado a la administración autonómica el confinamiento de Villalba para limitar los movimientos dentro del pueblo a lo estrictamente necesario, mientras tanto se insta a todos los vecinos que se autoconfinen voluntariamente.

Además de todo ello, desde el Ayuntamiento se ha pedido la desinfección de la residencia de mayores y centro de salud, como ya se realizó en abril por parte de INFOCA y el refuerzo de cuerpos de seguridad, para asegurar el cumplimiento de todas las medidas interpuestas por el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía.

Al margen de estas peticiones, desde el Consistorio de Villalba del Alcor, en Huelva, se sigue desinfectando el pueblo «exhaustivamente, palmo a palmo».