Una de las aulas de 1º de Primaria del colegio de Madrid ‘Liceo Francés’ se encuentra en confinamiento preventivo tras haber dado positivo en Covid-19 uno de sus alumnos.

Se ha aplicado el protocolo, dictado por la Consejería de Sanidad, para que los contactos estrechos estén en cuarentena (14 días en casa), según han confirmado a Europa Press fuentes del Gobierno regional.

En declaraciones a ‘Telemadrid’, algunos de los padres tenían en conocimiento de este hecho a través de una circular del colegio y se han mostrado «tranquilos» ante la respuesta rápida del centro con el confinamiento así como esperan que «lo puedan controlar».

Cerca de 412.000 escolares, los correspondientes al segundo ciclo de Educación Infantil (3-6 años) así como 1º, 2º y 3º de Primaria, y Educación Especial, comienzan el curso este martes. Se han contratado un total de 6.000 docentes de refuerzo ante la incidencia del Covid en cualquier colegio.

Juanma Moreno, presidente de la Junta, pide mayor coordinación con el Gobierno central

Juan Moreno ha insistido en que el Gobierno central tendría que haber asumido un papel de mayor coordinación y planificación del inicio del curso escolar, pero se ha dejado la «patata caliente» a las comunidades, que se han quedado «huérfanas».

Ha recalcado que aunque las competencias en educación estén en manos de las comunidades, cuando hay un problema grave de salud pública, el Estado tiene que «mandar», «coordinar» e «impulsar».

Además ha insistido en que el ámbito educativo requiere de sosiego y de un esfuerzo por parte de todos para que el curso funcione. Ha abogado por un gran pacto por la educación, que siempre ha estado «demasiado manoseada y utilizada políticamente».

De otro lado, el presidente ha insistido en demandar al Gobierno de Pedro Sánchez que haga un «esfuerzo por adelantar» recursos a las comunidades, en vista de que hasta mediados de 2021 no se podrá empezar a ejecutar parte de los proyectos vinculados a los fondos de la Unión Europea.

Para Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, sin duda, se han creado «excesivas expectativas» sobre ese dinero que iba a llegar de Europa y en este momento no se sabe qué proyectos tendrán que estar vinculados a los fondos europeos, quién los evaluará ni cuáles serán los criterios de reparto entre las comunidades.

Ha señalado que Andalucía ya tiene un gasto extra de 1.500 millones en sanidad y de 600 en educación y vamos hacia un «problema de tensión de las tesorerías de todas las comunidades».

Ha aprovechado para criticar que el Gobierno central permita a País Vasco un déficit del 2,6 por ciento y al resto de comunidades sólo les permita, en las actuales circunstancias, el 0,2 por ciento.