La Fiscalía Provincial de Madrid ha pedido que se siga adelante con la investigación a Podemos. Pero solo en lo referido al contrato suscrito para las elecciones generales de abril de 2019 entre el partido y la sociedad mercantil Neurona Consulting, y al que aludía el Tribunal de Cuentas en su informe.

Este escrito es el primero de Fiscalía dirigido al juzgado de instrucción número 42 de Madrid sobre el asunto. En él, el Ministerio Público señala que de los hechos denunciados por el antiguo empleado de la formación política, el abogado José Manuel Calvente, solo se debe seguir adelante con la parte de la investigación referida al contrato con Neurona Consulting.

Sobre las otras cuestiones de Podemos denunciadas por Calvente que iban desde malversación a administración desleal, entre otros delitos, la Fiscalía reseña que algunas de ellas son «rumores, sospechas o suspicacias» mientras que para el resto no existen indicios que demuestren la existencia hechos delictivos.

Iglesias insiste en que no entregó la tarjeta a Dina Bousselham para protegerla

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha insistido este martes en que no entregó inmediatamente a su exasesora Dina Bousselham la tarjeta que le llegó con el contenido de su móvil robado para protegerla, aunque ha reconocido que pudo equivocarse.

En una entrevista en la Cadena SER, recogida por Europa Press, Iglesias ha recordado que en la tarjeta había fotografías íntimas e información sensible. Su intención, ha reiterado, fue la de evitarle a Bousselham la «tensión de saber» que ese contenido estaba en «manos de gentuza sin escrúpulos».

«A lo mejor me pude equivocar en eso», ha reconocido, para después apuntar que «lo que se está investigando es cómo es posible que» robasen «el móvil a una trabajadora de Podemos» y sus documentos apareciesen en el ordenador de diferentes personas.

Desgaste de la reputación de Podemos

Así, Iglesias ha criticado que algunos quieran poner en el «centro de la discusión cuándo» se le entregó a la exasesora la tarjeta y no de la «estructura parapolicial mafiosa que se dedica a robar información y a espiar a una formación» para ver «si se encuentran indicios de delito».

En este contexto, el líder de Podemos ha recordado que durante meses se publicó que al partido le había «financiado Venezuela e Irán» y, además, se creó un «montaje policial» a Victoria Rosell que llevó a su dimisión.

«El desgaste sobre la reputación de Podemos que han creado estas informaciones no lo repara nada. ¿Y sin embargo todavía a día de hoy algunos pretenden ir por aquí? Esto rebela problemas de la democracia en nuestro país que habrá que ir mejorando poco a poco», ha lamentado.

En esta línea, Iglesias ha dejado claro que, en España, el «tratamiento» que alguien recibe no es igual si pertenece a Unidas Podemos o a otra formación. «Si al PP se le ha hecho la cuarta parte de lo que se nos ha hecho a nosotros a lo mejor buena parte de su bancada estaba en prisión», ha zanjado.