El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha pedido este martes serenidad ante la vuelta a las aulas y ha querido transmitir a los padres que tiene una lógica preocupación que «no van a encontrar otro espacio más seguro» para sus hijos que el colegio.

En una entrevista con Onda Cero, recogida por Europa Press, el presidente ha señalado que no existen «certidumbres» ahora mismo ni ningún lugar seguro al cien por cien ante los contagios por coronavirus, pero es necesario trasladar un un mensaje de cierta seguridad ante el regreso al colegio, porque es de los espacios «más seguros» donde pueden estar los niños.

«El colegio es de los espacios más seguros donde pueden estar, aunque al cien por cien no hay seguridad» en ningún ámbito, según ha señalado el presidente, quien ha querido dejar claro que el esfuerzo que ha hecho Andalucía de cara al inicio del curso está al nivel del resto de España y de Europa, apuntando, por ejemplo, la importante contratación de profesorado.

Ante este asunto, en opinión de Moreno, caben dos tipos de actitudes: Se puede utilizar políticamente para «desgastar» al Gobierno o podemos poner todos un granito de arena para que esto funcione razonablemente bien y el curso pueda transcurrir.

Ha admitido que va a haber que tomar decisiones difíciles en algún momento, pero ha preguntado si la alternativa que plantean algunos es «mandar a los niños a casa».

Ha indicado que todo mandatario tiene la obligación de intentar poner en marcha la escuela presencial, pero si además todos ponemos de nuestro esfuerzo, podemos sacar adelante la situación.

En cuanto a esos padres que se niegan a que sus hijos vayan al colegio, ha dicho que eso va en contra de los intereses del propio niño y ha recordado que existe la obligación legal de escolarización desde los seis a los 16 años.

Respecto al hecho de que algunos municipios hayan pedido retrasar el inicio de las clases por el elevado número de contagios entre sus habitantes, Moreno ha querido apuntar que no son los alcaldes los que tienen que cerrar el colegio, sino que la autoridad sanitaria es la que tiene la decisión final.

Ha insistido en que es fundamental la coordinación y hacer las cosas «con sentido común, coherencia y planificación».

Mayor coordinación del Gobierno

Juan Moreno ha insistido en que el Gobierno central tendría que haber asumido un papel de mayor coordinación y planificación del inicio del curso escolar, pero se ha dejado la «patata caliente» a las comunidades, que se han quedado «huérfanas».

Ha recalcado que aunque las competencias en educación estén en manos de las comunidades, cuando hay un problema grave de salud pública, el Estado tiene que «mandar», «coordinar» e «impulsar».

Además ha insistido en que el ámbito educativo requiere de sosiego y de un esfuerzo por parte de todos para que el curso funcione. Ha abogado por un gran pacto por la educación, que siempre ha estado «demasiado manoseada y utilizada políticamente».

De otro lado, el presidente ha insistido en demandar al Gobierno de Pedro Sánchez que haga un «esfuerzo por adelantar» recursos a las comunidades, en vista de que hasta mediados de 2021 no se podrá empezar a ejecutar parte de los proyectos vinculados a los fondos de la Unión Europea.

Para Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, sin duda, se han creado «excesivas expectativas» sobre ese dinero que iba a llegar de Europa y en este momento no se sabe qué proyectos tendrán que estar vinculados a los fondos europeos, quién los evaluará ni cuáles serán los criterios de reparto entre las comunidades.

Ha señalado que Andalucía ya tiene un gasto extra de 1.500 millones en sanidad y de 600 en educación y vamos hacia un «problema de tensión de las tesorerías de todas las comunidades».

Ha aprovechado para criticar que el Gobierno central permita a País Vasco un déficit del 2,6 por ciento y al resto de comunidades sólo les permita, en las actuales circunstancias, el 0,2 por ciento.