Un usuario de la residencia El Manantial de Terque (Almería), que se mantiene medicalizada desde hace días tras detectarse un brote de covid-19 el pasado 28 de agosto en sus instalaciones, ha fallecido la pasada madrugada.

Según ha confirmado a Europa Press el alcalde del municipio, José Nicolás Ayala, el hombre de 84 años contaba con «muchas patologías previas» y se encontraba en mal estado a causa de la enfermedad, con lo que ha muerto en las propias instalaciones sin que llegara a ingresar en un centro hospitalario.

El primer edil ha indicado que esta era la única persona que se encontraba en una situación «delicada» tras contagiarse de covid-19.

En total, de los 35 usuarios de la residencia, 33 han resultado contagiados incluido el finado.

A ellos se suman otros diez empleados del centro, según los datos trasladados este martes por la Junta de Andalucía.

Ayala ha asegurado que el resto de residentes y trabajadores se encuentran bien a pesar de que se han dado cuadros puntuales de «pequeñas fiebres pasajeras», entre los usuarios.

«Son personas mayores y pueden dar cambios de un momento a otro», ha recordado para instar a no bajar la guardia ante el coronavirus.

El alcalde espera que el resto de casos, entre los que se encuentran varios asintomáticos, no se agraven y que a lo largo de las próximas semanas, con la realización de nuevas PCR, el número de curados comience a ascender. En este sentido, ha alabado la labor de los equipos médicos que atienden a los pacientes.

El regidor ha mandado un «fuerte abrazo» a los familiares y allegados del fallecido así como a los trabajadores de la residencia, a los que ha reconocido su «sobre esfuerzo para controlar y atender» a todos los usuarios de manera individualizada.