David y Victoria Beckham podrían haber expandido el coronavirus a principios de marzo, contagiando de Covid-19 a varias personas de su propio personal de servicio.

Según ha publicado el rotativo inglés The Sun, acudieron a Miami el pasado 1 de marzo con el objetivo de apoyar al club de fútbol de David Beckam, Inter de Miami. Hay que recordar que el ex del Real Madrid fundó este club en enero de 2018 y desde este 2020 compite en la Conferencia Este de la Major League Soccer.

David y Victoria Beckham coronavirus covid
David y Victoria Beckham

En dicha acción promocional ocurrió lo impensable. Así lo ha informado un amigo anónimo de la familia al diario inglés: «Asistieron a un par de eventos de networking para empresarios de alto standing. Allí no pararon de dar la mano y besar a los presentes. Luego regresaron a Londres, siendo llevados directamente a su mansión en Cotswolds«.

Así, los Beckam llegaron a tiempo de celebrar el 21 cumpleaños de su hijo mayor, Brooklyn, el 6 de marzo. A continuación, volveron a volar a Miami. Allí empezaron a tener síntomas de coronavirus.

ENTRARON EN PÁNICO DE PENSAR QUE ESPARCÍAN EL COVID

«Fue una absoluta pesadilla», ha señalado el amigo. «David comenzó a sentirse mal y luego Victoria comenzó con fiebre y a dolerle la garganta. Al mismo tiempo, varios miembros de su equipo, incluyendo conductores, guardaespaldas y ayudantes, enfermaron… un par de ellos muy mal, con síntomas de Covid».

En dicho momento, y tras lo que estaba pasando en todo el mundo, «Victoria entró en pánico y puso a toda la familia en cuarentena durante más de dos semanas. Estaba totalmente en shock de pensar haber contagiado a otras personas. Hizo todo lo que pudo para minimizar todo riesgo futuro. Fueron unas semanas difíciles».

Para reparar el daño causado, «David y Victoria han hecho todo lo posible durante la pandemia para ayudar a los demás, y compensar por haber cruzado el charco varias veces durante la crisis del coronavirus».

Aún así, el miedo a seguir contagiando a más personas no paralizó su ajetreada vida social y de negocios. Siguieron viajando e incluso, tras las pruebas realizadas este verano para comprobar si habían generado anticuerpos contra el Covid, marcharon de vacaciones a Grecia e Italia.