Ante la existencia de dos casos positivos por COVID-19 en la plantilla del Coosur Real Betis, la Federación Andaluza de Baloncesto, en consenso con los clubes e instituciones, ha decidido apazar la XXIII Copa de Andalucía ACB.

Esta decisión, según han apuntado en un comunicado oficial se ha tomado teniendo siempre como primer objetivo la seguridad de todos y siguiendo los protocolos dictados por las autoridades sanitarias.

Los jugadores del Coosur Real Betis se encuentras asintomáticos y en buen estado. Desde la FAB les han deseado una pronta y total recuperación que les permita volver a las canchas cuanto antes.

La XXIII Copa de Andalucía ACB debía celebrarse esta noche en el Palacio de Deportes Martín Carpena de Málaga. En ella, se iban a enfrentar los equipos ACB de Unicaja y Coosur Real Betis.