Teresa Rodríguez niega un ejercicio de transfuguismo entre diputados de Adelante 

Ha subrayado, además, que ahora la relación que mantienen con la cúpula de Podemos es incluso mejor que cuando formaban parte de la misma organización

La presidenta del grupo parlamentario de Adelante Andalucía, líder de anticapitalistas y otrora coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, ha negado que los diputados que llegaron al Parlamento andaluz por la cuota de la formación morada, pero que ya no forman parte de este partido, hayan incurrido en un ejercicio de transfuguismo, al tiempo que ha subrayado que ahora la relación que mantienen con la cúpula de Podemos es incluso mejor que cuando formaban parte de la misma organización.

Así se ha pronunciado Teresa Rodríguez en una entrevista, meses después de la sonada separación amistosa que anunciaron a través de un vídeo la política gaditana y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, con el que pusieron fin a su relación política. Después, Teresa Rodríguez volvió a sus orígenes al constituir Anticapitalistas como partido en Andalucía e impulsó su inclusión como miembro de pleno derecho en Adelante Andalucía, la confluencia de partidos políticos a la que dedica sus esfuerzos con la esperanza de que pueda llegar a ser una fuerza con voz propia en el Congreso que defienda los intereses de la comunidad autónoma.

Así, dado que ahora los diputados que entraron de la mano de Podemos al Parlamento andaluz ya no forman parte de la formación morada, como es su caso, ha negado que esto sea transfuguismo porque «la diferencia con un proceso de transfuguismo es que hubo una negociación, un acuerdo de separación con la dirección estatal de Podemos».

Ha explicado que llegaron a un acuerdo de separación amistosa «en el que se les reconoce a la partes la representación institucional obtenida y donde además, que es lo más importante, se mantiene abierta la puerta a espacios de confluencia y de encuentro en el futuro inmediato, de colaboración y también en el plano electoral».

«Ese fue un acuerdo con la dirección estatal, no montamos un partido de la noche a la mañana que hicimos público al día siguiente y dijimos que ya todos éramos de ese partido nuevo, sino que nos sentamos en varias ocasiones con la dirección estatal a decirle que teníamos serias dificultades para seguir adelante para presentarnos para volver a liderar Podemos Andalucía», ha abundado Rodríguez.

Y es que, como ha recalcado, ella y su equipo no podían aspirar de nuevo a una nueva Asamblea andaluza porque si bien en las dos anteriores vencieron defendiendo la necesidad de crear un sujeto propio andaluz, de tener autonomía en Andalucía o de hacer de Podemos una organización federal y no centralista, «no hemos sido capaces de poner en marcha estas propuestas porque los debates que ganábamos en Andalucía los perdíamos Madrid, en Vistalagre».