Málaga está «infinitamente más preparada» para hacer frente a una segunda oleada 

Navarro apuesta por reforzar la intermediación laboral ante la posibilidad de que los ERTE se tornen ERE, algo «no deseable»

Andalucía y, por tanto, la provincia de Málaga está «infinitamente más preparada» en la lucha contra el COVID-19 que hace seis meses, según ha indicado la delegada de la Junta de Andalucía en Málaga, Patricia Navarro, quien ha aludido al plan de contigencia elaborado por el Gobierno regional y que contempla hospitales auxiliares similares al de Carranque, que sigue montado en Málaga capital, para ser utilizados si fuera necesario.

Así, en una entrevista con Europa Press, Navarro ha señalado que se está preparado «para lo que nos echen» aunque ha destacado que el COVID-19 «si algo ha demostrado en todo el proceso que llevamos es que es impredecible. Lo mismo puede ser que tome un carácter más virulento o que se comporte como hasta ahora».

La capacidad de propagación del virus, ha indicado, sigue siendo «prácticamente la misma pero la incidencia e impacto en la salud son menores, con menos hospitalizados y en UCI». «La mayoría de los positivos son asintomáticos y los síntomas, ahora mismo, son mucho más leves pero no sabemos si va a seguir igual. Pero pase lo que pase estamos infinitamente más preparados», ha subrayado.

Así, respecto al hospital auxiliar montado en Carranque hace meses y en tiempo récord continuará por si es necesario su uso, tal y como establece el plan de contingencia elaborado. Además, en caso de que en algún momento el virus «se descontrolase o hubiera situaciones de colapso de las infraestructuras» existentes, según Navarro, estaría previsto también sobre la marcha «montar algo parecido» en el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga capital, así como en los de Torremolinos y Marbella.

Igualmente, el Gobierno de Andalucía ha previsto algo similar en los pabellones deportivos de las cabeceras de comarca, como en Antequera y Ronda. No obstante, Navarro ha incidido en que este escenario «está muy lejos; lo estaba en marzo y ahora más».

El plan de contingencia de mayor envergadura aprobado en Andalucía era para 15.000 afectados y se llegó a poco más de 10.000, ha recordado la delegada, al tiempo que ha admitido que contar con esta previsión «es una garantía y una tranquilidad para los ciudadanos». Además, ha añadido, a esto se suma que hay más profesionales sanitarios en estos momentos, tanto del refuerzo COVID como del Plan Verano del Servicio Andaluz de Salud.

En este punto, ha indicado que la labor que se lleva a cabo con los rastreos ante los brotes «nos está preparando». «Los ciudadanos no bajamos la guardia pero el sistema sanitario está en permanente tensión y en coordinación con los equipos de epidemiología en Málaga», ha defendido, incidiendo en que se actúa «con mucha anticipación, lo que hace que tengamos la situación sumamente controlada en comparación con otras comunidades autónomas».

Así, Navarro ha recordado que Andalucía lleva haciendo rastreos desde el mes de enero: «Al principio de la pandemia se actuaba igual que ahora pero cuando tienes tantos contagios, tantos ingresados, tanta gente que atender cobra mayor prioridad la parte asistencial».

La delegada ha destacado la labor que se está haciendo desde el sistema sanitario público y ha aludido al robot Opentrons situado en el Hospital Regional de Málaga y que permite realizar hasta 2.400 PCR diarias, jugando así un papel destacado en la vigilancia activa del coronavirus, una máquina que, además, «vendrá muy bien cuando pase la COVID porque estará para hacer pruebas de cualquier otra enfermedad».