La Policía Local de Almería refuerza los controles de aforos y el uso de mascarilla 

El objetivo de esta acción es recordar a los usuarios las medidas obligatorias de seguridad 

Policía Local mantiene el operativo de refuerzo para control de aforos y vigilancia en el uso de mascarilla y el mantenimiento de la distancia de seguridad como medidas frente al Covid-19.

En las últimas tres semanas, se han interpuesto más de 120 denuncias por no llevar mascarilla en lugares públicos y no mantener la distancia mínima de seguridad entre personas, tal y como establecen las autoridades sanitarias para intentar frenar los contagios por coronavirus.

Así lo ha expuesto en un comunicado la concejal delegada del área de Seguridad y Movilidad, María del Mar García Lorca, que insiste en que las patrullas vigilan las zonas de mayor concurrencia y tienen orden de cerrar el acceso a las playas antes de que se supere el aforo considerado como seguro.

Desde la puesta en marcha del Plan de Contingencia de Seguridad en Playas, la Policía Local de Almería patrulla la zona de playas urbanas (tres parejas de agentes), las playas de Costacabana y Retamar (otra pareja) y la de Cabo de Gata y La Fabriquilla (una pareja más) con el objetivo de coordinar las tareas de vigilancia con los auxiliares de playas contratados por la Junta de Andalucía.

El objetivo, recordar a los usuarios las medidas obligatorias de seguridad como son el uso de la mascarilla, el mantenimiento de la distancia de seguridad y la prohibición de acceder a los arenales en caso de que el aforo fuera elevado.

De hecho, en las playas urbanas, más concurridas durante el fin de semana, los agentes y los auxiliares de playas invitan a los usuarios a acudir a otras playas con menos afluencia de gente, como Retamar o Costacabana, para evitar aglomeraciones, apunta el concejal responsable de Playas, Carlos Sánchez.

Recuerdan, por otra parte, desde el área de Seguridad que en la playa la distancia que pueden mantener los convivientes de una familia es de dos metros y medio por otros dos metros y medio y que, entre sombrilla y sombrilla, hay que mantener hasta cuatro metros de distancia.