Avisos naranja y amarillo por altas temperaturas en casi toda Andalucía 

Córdoba, Sevilla, Granada y Jaén, permanecerán con aviso naranja, mientras que en el resto estará vigente el nivel amarillo excepto en Málaga 

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha activado para mañana domingo el nivel naranja por altas temperaturas en las provincias de Córdoba, Sevilla, Granada y Jaén, y el nivel amarillo en todas las provincias andaluzas excepto Málaga, según ha informado el servicio Emergencias 1-1-2 Andalucía, servicio adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta.

El aviso naranja, que estará vigente entre las 12.00 y las 20.00 horas, se activa en las campiñas de Córdoba y Sevilla, en el Valle del Guadalquivir, Morena y Condado (Jaén) y en la Cuenca del Genil (Granada) donde podrán alcanzarse los 42 grados. En las comarcas de la Subbética, Sierra y Pedroches (Córdoba), en las de Cazorla y Segura, Capital y Montes (Jaén), en la zona de Guadix y Baza (Granada) y en la Sierra Sur sevillana, el aviso previsto es el amarillo, con temperaturas de hasta 39 grados en la misma franja horaria.

El nivel amarillo también se extenderá mañana a las provincias de Huelva (Andévalo y Condado), Almería (Poniente y Capital) y a las comarcas gaditanas de la Campiña y Grazalema, donde los termómetros podrán marcar 38 grados a las horas centrales del día.

Consejos ante el calor

Ante las altas temperaturas, el servicio Emergencias 112 Andalucía recomienda una especial atención a personas mayores, bebés y enfermos crónicos, que son los sectores de la población más vulnerables a los efectos del calor; la hidratación debe ser permanente, y se recomienda beber agua de forma periódica incluso sin sensación de sed.

En cuanto a la alimentación en estos calurosos días, se evitarán las comidas copiosas y se optará por comer frutas, verduras frescas, sopas frías y gazpacho. Los biberones para los bebés serán preparados en el momento en el que se les vaya a dar.

Cuando estemos en casa, se aconseja cerrar bien las ventanas, cortinas y persianas expuestas directamente al sol, así como encender el ventilador o el aire acondicionado y permanecer en las estancias más frescas de la casa.

Si salimos a la calle, es preferible no hacerlo en las horas centrales del día y por tanto de mayor calor. Tampoco se deben realizar ejercicios físicos o esfuerzos desacostumbrados en estas horas. Se debe usar sombrero, gorra, gafas de sol y protección solar, además de ropa holgada, de colores claros y de tejidos ligeros.

En los viajes en coche, llevaremos siempre una botella de agua para hidratarnos. Y por supuesto, no dejaremos a nadie, tampoco a las mascotas, en el interior de vehículos cerrados ni siquiera un momento.

Ante cualquier indicio de un posible golpe de calor, como mareos, náuseas, pérdida de fuerza o migrañas, avisaremos al 112, un teléfono de emergencias gratuito y disponible las 24 horas, todos los días del año.