Huelva lidera un estudio internacional sobre tumores cerebrales en jóvenes

Investigadores de la UHU describen la frecuencia de los síntomas de estos tumores para garantizar un acceso «más rápido y eficaz» a un tratamiento de la enfermedad

Investigadores de la Universidad de Huelva (UHU), lideran un estudio internacional sobre sintomatología de tumores cerebrales en pacientes jóvenes.

Se trata de una investigación realizada en 13 países por más de 30 investigadores, que ofrece datos relevantes sobre los tumores cerebrales en personas de entre diez y 24 años, lo que podría garantizar un acceso «más rápido y eficaz» a un tratamiento a la enfermedad.

Desde el año 2000, partiendo de una iniciativa por parte de la Asociación Alemana de Tumores Cerebrales, el día 8 de junio se conmemora el día mundial de la concienciación sobre los tumores cerebrales.

En concreto, en 2018, su tasa anual en países con altos ingresos fue de 2,5 por cada 100.000 personas menores de 25 años.

Una incidencia que ha aumentado durante las últimas décadas, aunque no se ha podido establecer si se debe a mejores prácticas de diagnóstico o a un aumento real en la frecuencia de esta problemática.

A pesar de ello, para reclutar a los casi 900 niños y jóvenes con tumores cerebrales, incluidos en el estudio MOBI-Kids entre 2011 y 2014, se ha necesitado la coordinación de personal investigador de 13 países diferentes de todo el mundo.

Según ha informado la UHU en una nota de prensa, la investigación describe la frecuencia de los síntomas y las características clínicas de tumores cerebrales registrados en jóvenes con edades comprendidas entre los 10 y 24 años.

En la investigación se midió el tiempo pasado entre cada tipo de síntoma y el diagnóstico de la enfermedad, y se intentaron identificar patrones de síntomas específicos de los diferentes tumores que permitiesen un diagnóstico más rápido de la enfermedad, lo que se asocia a un acceso más rápido y eficaz a un tratamiento para esta enfermedad.

El hecho de que existan más de 100 tipos de tumores cerebrales diferentes, complica la investigación de sus causas y de su diagnóstico precoz, por lo que se hacen necesarios estudios multicéntricos capaces de acumular un número elevado de casos.

Este estudio clínico, que se enmarca dentro del proyecto de investigación MOBI-Kids, está considerado el mayor estudio realizado hasta el momento sobre este tema.

La primera firmante del trabajo es la doctora Ángela Zumel, que fue egresada en Ciencias Ambientales por la Universidad de Huelva, y recientemente ha defendido su tesis doctoral en la Universidad Pompeu Fabra.

Está irigida por la profesora Elisabeth Cardis, investigadora de ISGlobal, y co-dirigida por la Dra Gemma Castaño, investigadora también de ISGlobal, y por el catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Huelva (UHU), Juan Alguacil, que es el investigador responsable de la referida publicación clínica.

Según el profesor Alguacil, el interés del trabajo radica en que nos encontramos ante el mayor estudio clínico de base individual con información sobre los síntomas y la forma de presentación de los tumores cerebrales en niños y jóvenes, clasificados en los dos principales grupos histológicos según el tipo celular del que se originan (tumores neuroepiteliales y tumores no neuroepiteliales), y también según la localización de dichos tumores en el cerebro.

Casos clínicos

MOBI-Kids es un estudio internacional colaborativo de casos y controles realizado en 14 países, incluyendo a Australia, Canadá, Japón o España, para estudiar las características clínicas de los tumores en niños mayores (10 años o más), así como en adolescentes y adultos jóvenes (hasta la edad de 24).

Una investigación que recoge información de los registros clínicos de 899 casos de tumores, incluyendo datos tan relevantes como sus signos y síntomas, el inicio de síntomas, la fecha de diagnóstico, el tipo de tumor y su ubicación.

En cuanto a los hallazgos concretos del estudio, las localizaciones más frecuentes de los tumores cerebrales fueron el cerebelo y los lóbulos frontales y temporales.

Si bien el dolor de cabeza fue el síntoma más frecuente en general y para la mayoría de localizaciones cerebrales, los pacientes con tumores en algunas localizaciones específicas, como en las meninges cerebrales que reportaron con mayor frecuencia alteraciones visuales, o en el caso del lóbulo frontal o en el occipital en los que se reportó con mayor frecuencia convulsiones.

Los resultados del estudio liderado por la UHU se alinean con lo conocido hasta ahora: la sintomatología en general depende principalmente del tipo, el tamaño, la ubicación y la velocidad de crecimiento del tumor.

Por otro lado, la falta de especificidad de la mayoría de síntomas hace que no sea sencillo detectar algunos tumores, porque los síntomas son similares a los de otras afecciones.

El estudio incluyó la perspectiva de género en su diseño. En general, no se encontraron grandes diferencias en esta patología desde un punto de vista de género, aunque en el caso de las mujeres suelen registrar un mayor número de síntomas que los hombres.

Diferencias que, por lo general, pueden ser más o menos significativas, dependiendo de la morfología del tumor.

Otro dato importante conformado por el estudio aborda la agresividad de los tumores en base a su grado histológico. Afortunadamente, la mayoría de los tumores son de bajo grado (grados I / II de la OMS).

Otra de las conclusiones de interés aportadas por este estudio es el haber determinado que, «aunque la gran mayoría de los tumores se diagnosticaron rápidamente, dentro de los dos meses posteriores a los primeros síntomas informados, el 12 por ciento de los casos no se diagnosticaron hasta al menos un año después de los síntomas, y en la mitad de estos casos el tiempo hasta el diagnóstico se alargó incluso hasta los dos años».

El patrón de síntomas de los pacientes diagnosticados más tarde no fue diferente del resto de pacientes. El estudio aporta una observación respecto del orden en la secuencia de presentación de varios síntomas cuando éstos están presentes, siendo el dolor de cabeza el primer síntoma en parecer, seguido de náuseas y vómitos, y de síntomas neurológicos focales en tercer lugar.

La información obtenida es, por tanto, muy valiosa, no sólo por tratarse del mayor estudio de epidemiología clínica de tumores cerebrales en jóvenes realizado hasta el momento, sino porque puede ayudar a ofrecer un diagnóstico generalmente rápido, dado que la media de tiempo desde el primer síntoma reportado hasta el diagnóstico fue de 1,42 meses.

La variación en el tiempo de diagnóstico parece estar relacionado con la edad y el tipo de tumor, pero no con cuestiones de género.

El trabajo realizado se alinea con las políticas de investigación que se están fomentando desde el Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de la Universidad de Huelva, en la línea de animar a la participación en estudios internacionales, y que aumenten la colaboración de nuestros investigadores con sus homólogos de otros centros de prestigio internacional.

En el presente trabajo liderado desde la Universidad de Huelva se ha colaborado con otros centros de relevancia internacional, como el Centro de Salud Pública de la Universidad de Medicina de Viena (Austria); la Unidad de Epidemiología Clínica Karolinska Institutet de Estocolmo (Suecia); el Ministerio de Salud de Tel Aviv (Israel); el Centro de Epidemiología del Cáncer Tata Memorial Center de Mumbai (India); el Instituto Leibniz para la Investigación de Prevención y Epidemiología de Bremen (Alemania); la Escuela de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad de Ottawa (Canadá) y el Centro de Investigación en Salud Pública de la Universidad de Massey en Wellington (Nueva Zelanda), entre otros.

Además, la relevancia de esta investigación ha permitido su publicación en la prestigiosa revista internacional Journal of Neuro-Oncology.