La Junta rechaza reducir las regiones productoras en la reforma de la PAC

Desde la Consejería de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible afirma que no permitirá la eliminación o la reducción de las regiones productivas, ya que sería un golpe para la agricultura y ganadería andaluza

La Consejería de Agricultura, Pesca, Ganadería y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha confirmado que rechaza la reducción de las regiones productoras en la nueva reforma de la Política Agraria Común (PAC).

El secretario general de Agricultura, Vicente Pérez, ha participado en las jornadas ‘La PAC Post 2020 y la oleicultura’, que se celebra en la Universidad de Jaén dentro de la Cátedra Caja Rural de Jaén-José Luis García-Lomas de Economía, Comercialización y Cooperativismo Agrícola.

Allí Pérez ha recalcado que Andalucía no puede permitir en la próxima reforma que se produzca una reducción de las regiones productoras, que ahora sí que se distinguen. «Sería un paso atrás que no se distinguieran, diferenciaran y valoraran los distintos tipos de agricultura que existen en Andalucía y su potencial productivo para generar alimentos de calidad y con altos niveles de profesionalización», afirma el secretario general de Agricultura.

De esta manera, la Consejería afirma que no permitirá la eliminación o la reducción de las regiones productivas, ya que sería un golpe para la agricultura y ganadería andaluza.

«Sería caminar hacia una tasa plana, es decir, haría que Andalucía perdiera gran parte de las ayudas que ahora reciben sus agricultores. No lo vamos a permitir», ha afirmado Pérez.

De hecho, las regiones productivas han posibilitado que «un agricultor de Segovia, por ejemplo, con un tipo de cultivo y terreno similar, tenga los mismos apoyos que un agricultor en Córdoba con el mismo tipo de cultivo y extensión de terreno».

El reparto de ayudas dentro del nuevo marco de la Política Agraria Común (PAC) resulta determinante para los municipios jiennenses, para fijar la población al territorio, para impulsar la economía y para sustentar un tejido productivo agroalimentario y de servicios que evite la despoblación y ofrezca oportunidades a los jóvenes.

La gobernanza de la PAC post 2020 supone una revolución en el modelo de gestión, al ser cada estado miembro quien ha de plantear un Plan Estratégico que, respetando la singularidad agrícola del país, permita alcanzar los nueve objetivos específicos establecidos en la PAC.

Ahora, se está diseñando el Plan Estratégico y es el momento oportuno para conocer detalles sobre el mismo, así como plantear, desde la provincia de Jaén, qué PAC necesita y conviene a la oleicultura jiennense.

En este sentido, tal y como traslada el secretario general de Agricultura, Vicente Pérez, la Consejería considera «indispensable» que la futura PAC distinga las especificidades que existen en cada territorio dentro de un reparto de ayudas equilibrado que vaya más allá de los criterios de convergencia, que encaminan al sistema de la tasa plana.

En este sentido, el mantenimiento de las regiones productoras resulta clave dentro de la negociación, por lo que Andalucía defenderá en Madrid y en Bruselas este sistema.

«No estamos dispuestos a consentir la pérdida de un solo euro en los apoyos financieros de la PAC», ha afirmado el secretario, quien ha recordado que «hemos demandado trabajar en la inclusión de mecanismos de mercado, pieza fundamental en la futura PAC para que los sectores se puedan autorregular».

Por último, el secretario general de Agricultura ha alabado la oportunidad de las jornadas porque «hablar de olivar es hacerlo de Jaén y de Andalucía, y viceversa».

Pérez ha concluido lanzando un mensaje de optimismo porque «tenemos un producto saludable» gracias al olivar, «el mayor bosque mediterráneo» y una producción sostenible. «El reto es liderar los mercados igual que se lidera la producción mundial», ha apostillado.