“El éxito es cuestión de talento, paciencia y humildad”

Entrevistamos al actor jerezano Manolo Medina

¿Usted nació dotado de un talento innato para el noble arte de la escena, tanto desde el punto de vista interpretativo, musical, etcétera? ¿Qué primeros recuerdos alcanza su memoria sobre la vocación artística?

Yo fui estudiante de los Marianistas, no sé para qué, y en uno los festivales de música con flauta que organizaban yo recuerdo que uno de mis compañeros, que actuaría de presentador de la clase, enfermó.

Cuando el director dijo que no teníamos presentador, ni me lo pensé. Sin preparación alguna subí a aquel escenario ante más de mil personas y recuerdo que lo que sentí fue tan grande que al bajar del escenario le dije a mi padre: “Papá, esto es lo mío”. Tenía 10 años.

¿Cuánto más se actúa -cuánto más se cultiva el oficio, el arte- mejor actor se es?

La experiencia es un grado, eso es indudable, pero si no tienes talento por muchos años que te lleves encima de un escenario no hay nada que hacer. En la actualidad hay actores que no paran de hacer películas gracias a su belleza y te dicen que te quieren o te están poniendo como lo trapos con la misma cara. Eso no es ser actor.

¿La sociedad de hoy día está falta de motivos para reír?

A ver la situación actual de hoy en día o te la tomas a broma o no la soportas. Por desgracia la gente necesita pagar por reírse. Todavía pagar por sexo… pues si eres muy feo, es lo que hay, pero pagar para reírse es muy triste. Y por supuesto no hablemos de esos “ofendiditos” que no paran de quejarse por cosas sin sentido. La risa cura y a éstos les daba yo doble dosis.

Advertisement

¿El hecho de haber cambiado en positivo el nombre de la obra que el próximo 14 de febrero representará en Villamarta es una declaración de intenciones en favor del optimismo? ¿La buena suerte también existe?

El cambio de título ha sido por dos razones. Primero porque el contenido escénico y textual de ‘Qué mala suerte…’ no tiene casi nada que ver con ‘Qué buena suerte…’ Segundo, porque mi hermana Chelo, gerente de mi empresa y parte importantísima de todo esto, llevaba ya tiempo pidiendo cambiar el nombre de la obra por aquello de la positividad. Así que se aprovechó el cambio para también cambiar el título.

El personaje, tan costumbrista, tan castizo, que usted encarna es uno de los pilares fundamentales de su exitazo durante tantos años por los escenarios de España. ¿Qué tiene su papel, además del delantal de lunares, para que guste tanto al gran público?

Ya he explicado muchas veces que yo en cada actuación interpreto a mi madre. Doña Consuelo tenía un sentido del humor tan natural y cercano que creo que en definitiva ese puede ser el éxito de mi interpretación. Un humor inspirado en una jerezana de patio como era mi madre ha servido para hacer reír hasta a la mismísima Reina de España.

¿Se esperaba estar tantísimo tiempo consecutivo llenando coliseos grandes y pequeños de todo el país

Ese es el sueño de todo artista. Si quiere que le sea sincero, yo sabía que esto me iba a ocurrir. El éxito es sólo cuestión de talento, paciencia y humildad y a mi llegó no sin esfuerzo y sin sufrir el qué dirán de aquellos que pensaban que yo lo que quería era ser famoso, cosa que tampoco es malo, mientras que yo lo que hacía era utilizar esa plataforma para poder mantenerme y darle tiempo al éxito a que llegar, como al final llegó.

Hablando de buena suerte, usted la tuvo, y mucha al parecer, cuando hace años encontró a su compañero de escena, y de fatigas y de alegrías, Javier Villespín…

Vallespín es lo mejor que me ha pasado en mi vida profesional. Honesto, responsable y amigo. Talentoso, fiel y sobre todo es esa admiración que tenemos el uno por el otro encima de escenario. Javier ha conseguido que yo, sin él en el escenario, me sienta huérfano.

Recomiende a los jerezanos un plan perfecto para este 14 de febrero

Ésta pregunta tiene guasa, amigo. Pues vueltecita por el centro de Jerez con cafelito en La Vega. Obra de teatro, cenita copiosa y luego… a perder calorías mientras te vuelves a reír recordando la obra.

¿Qué desearía añadir?

Yo nací en Jerez. Me crié entre la calle Prieta 19 y la Barriada ICOVESA. He sentido y mamado cada rincón de ésta mi ciudad de la que me tuve que ir para poder cumplí mi sueño. Ahora que vuelvo sueño con volver a llenar ese templo llamado Villamarta con toda mi gente para que ese teatro huela a ese Jerez que tanto llevo por bandera.