Podía pasar y ha pasado. Tras solicitar que sea inhabilitado Donald Trump, ahora piden que no tenga poderes en acciones bélicas. La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, lo ha solicitado este viernes. Así se lo ha comunicado al presidente del Estado Mayor Conjunto del Ejército, Mark Milley. Le pide que «restrinja» el acceso del presidente saliente, Donald Trump, a los «códigos de lanzamiento» de armas nucleares.

Presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi

«Hablé esta mañana con el jefe de Estado Mayor de Estados Unidos. El objetivo es abordar cómo evitar que un presidente inestable lleve a cabo acciones militares hostiles», ha matizado.

En una carta en la que ha informado al Congreso al respecto, Pelosi ha aseverado que la situación «no podría ser más peligrosa». Señala que es necesario «hacer todo lo posible para proteger al pueblo estadounidense del «asalto al país y la democracia».

Sin embargo, ha explicado que se han tomado medidas para «garantizar» que Trump no pueda realizar «ningún tipo de ataque nuclear», según informaciones de la cadena CNN.

Busca destituir a Trump cuanto antes

Este mismo viernes, Pelosi ha vuelto a recalcar que el Congreso tomará las medidas pertinentes para destituir a Trump. La causa es su presunto papel en el marco del «violento asalto» registrado el miércoles en el Capitolio.

Pelosi ha instado así a los republicanos a unirse a los demócratas y lograr su salida de la Casa Blanca. Al menos si éste no dimite de forma «inmediata». En una misiva a los miembros del Congreso, la presidenta de la Cámara Baja ha recordado la dimisión del expresidente Richard Nixon en pleno escándalo Watergate.

«Hace casi 50 años los republicanos en el Congreso le dijeron a Nixon que era el momento de irse. Hoy, tras los actos sediciosos del presidente, es el momento en que los republicanos sigan el mismo ejemplo. Es momento que pidan a Trump que se vaya inmediatamente», ha recalcado.

«Si el presidente no se va ahora mismo, el Congreso seguirá adelante hasta conseguirlo»,. Así lo ha afirmado ante las noticias sobre una presunta negativa por su parte para abandonar la Casa Blanca antes de tiempo.

Trump sigue como comandante jefe del Ejército de Estados Unidos

Sin embargo, Trump sigue siendo el comandante en jefe del Ejército. Así hasta que sea sustituido. Las Fuerzas Armadas tienen que seguir sus órdenes, si bien pueden negarse a acatar aquellas que consideren ilegales.

Por su parte, el líder de la minoría en la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, no está de acuerdo. Ha alertado en un comunicado de que un proceso de ‘impeachment’ a estas alturas únicamente dividiría más a la población estadounidense.

«Destituir al presidente cuando solo le quedan 12 días en el cargo dividirá aún más a la población», ha lamentado. «He hablado con el presidente electo sobre cómo unir al país para hacer frente a los desafíos comunes», ha dicho.

Pide banderas a media asta en el Capitolio

La líder demócrata ha ordenado, además, izar las banderas a media asta en el Capitolio. lo harán en recuerdo del agente de Policía que murió tras el asalto llevado a cabo el miércoles por grupos de seguidores de Trump

Drew Hammill, jefe de gabinete de Pelosi, ha confirmado que la medida ha sido tomada tras el fallecimiento de Brian Sicknick. El agente murió «debido a la gravedad de las heridas» sufridas cuando se encontraba trabajando.

El agente resultó herido en un enfrentamiento con los manifestantes ‘trumpistas’. «Fue trasladado a un hospital de la zona pero murió», ha señalado en un comunicado la Policía del Capitolio. Este cuerpo policial ha sido cuestionado por la aparente poca resistencia ejercida ante el asalto al Congreso.

Sicknick formaba parte del cuerpo policial desde julio de 2008 y sirvió la mayor parte del tiempo en la Unidad de Primera Respuesta del Departamento, según informaciones de la cadena CNN.

McCarthy, por su parte, ha señalado este mismo viernes tras conocer la muerte del agente que el «Congreso hará todo lo necesario para llevar a los culpables ante la Justicia». Asimismo, ha dado las gracias a los congresistas tras la «insurrección» vivida el miércoles y ha lamentado la muerte de Sicknick.