Salvan la vida a un anciano impedido encerrado en su casa

La Policía Nacional encontró al hombre en estado de semiinconsciencia, sin poder moverse, con heridas en cabeza y extremidades

Agentes de la Policía Nacional socorrieron en la madrugada del 3 de enero a un anciano. El hombre, de origen brítanico, se encontraba en Fuengirola (Málaga).

Toda la operación se inicio a partir de una notificación de Interpol Manchester. Fueron unos familiares de la persona auxiliada quienes alertaron a la Policía de que no podían contactar con la misma en los últimos días. La notificación instaba a indagar acerca del estado de salud de este ciudadano inglés.

Pese a ser una hora intempestiva –03.00 horas–, los agentes se dirigieron al inmueble. Una vez allí, tocaron a la puerta e incluso, al no recibir respuesta, hicieron una rápida consulta entre vecinos y hospitales de la provincia para dar con su paradero.

En el transcurso de estas gestiones oyeron una voz muy tenue procedente del interior de la vivienda. La voz apenas se entendía, tal y como ha precisado en un comunicado la Policía Nacional.

Finalmente, con el apoyo de Bomberos para franquear la puerta, la dotación policial accedió a la vivienda.

Tras caer la puerta localizó a su inquilino tumbado en el suelo del salón, en estado de semiinconsciencia. El anciano no podía moverse, con heridas en cabeza y extremidades, al parecer fruto de una caída accidental.

Posteriormente, el hombre fue trasladado a un hospital en ambulancia. El septuagenario agradeció a sus «compañeros» policías la ayuda prestada, puesto que el también había sido policía en Reino Unido.