Irán ataca con misiles dos bases de Estados Unidos situadas en Irak

El Parlamento iraní ha declarado al Pentágono y al Ejército de EEUU organizaciones terroristas

Las fuerzas de seguridad iraquíes han asegurado que los ataques con misiles iraníes contra dos bases militares que albergan tropas estadounidenses en Irak no han causado bajas en las Fuerzas Armadas iraquíes.

Jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán, el general Hosein Salami

«Todos los misiles han caído en puestos de la coalición», han afirmado las fuerzas de seguridad iraquíes, en un comunicado en el que han detallado que los ataques han incluido el lanzamiento de 22 misiles contra dos bases militares iraquíes.

Según el comunicado de las fuerzas de seguridad iraquíes, la base aérea de Ain al Assad, en el oeste de Irak, ha recibido el impacto de 17 misiles, mientras que otros cinco proyectiles han alcanzado una base militar en Erbil, en el Kurdistán iraquí.

La bases iraquíes de Al Asad e Irbil, que albergan tropas estadounidenses, han sido objeto en la madrugada del miércoles 8 de enero de ataques con misiles lanzados por Irán en respuesta a la muerte del general iraní Qasem Soleimani, fallecido en un ataque estadounidense en el aeropuerto de la capital iraquí, Bagdad.

En concreto, ha sido la Guardia Revolucionaria de Irán la que ha asumido la autoría de los ataques, según ha recogido la cadena de televisión iraní Press TV, que ha precisado que los misiles eran de tipo tierra-tierra.

Tras los ataques, la Guardia Revolucionaria ha advertido a Estados Unidos de que «cualquier nuevo acto» o «más movimientos y agresiones» generarán «respuestas más dolorosas y aplastantes».

La advertencia contra Estados Unidos, país al que se han referido como «Gran Satanás» y «régimen sanguinario y arrogante», se extiende también «a todos sus aliados», según un comunicado que ha recogido la agencia de noticias Tasnim.

El Pentágono también ha confirmado el ataque, efectuado con «una docena de misiles», según un comunicado del portavoz del Departamento de Defensa estadounidense, Jonathan Hoffman, que ha asegurado que «está claro que los misiles han sido lanzados desde Irán».

El Ministerio de Defensa informó este miércoles de que el ataque perpetrado esta madrugada por Irán contra dos bases aéreas en Irak, donde se encuentran desplegadas tropas de EEUU, no cuentan con militares españoles.

Según informaron fuentes de Defensa, las bases que han sufrido los impactos de los 22 misiles por parte de Irán -la de Ain Al Asad, en el oeste de Irak, y una en Erbil, en el Kurdistán iraquí, según el Pentágono- no contaban con personal perteneciente al contingente español destacado en la coalición internacional liderada por EEUU que lucha contra el terrorismo en suelo iraquí.

Por ello, recalcaron estas mismas fuentes, ningún miembro del contingente español ha sufrido daños como consecuencia de estos ataques.

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, está en “contacto permanente” con el contingente español desplegado en Irak, en cuya base en Besmayah la noche ha transcurrido con “normalidad”, constatando que sus miembros se encuentran “tranquilos”.

El Gobierno español ha dejado claro en todo momento que cualquier decisión que se tome tendrá lugar bajo el paraguas de la OTAN o de la coalición internacional, tal y como ha ocurrido con la decisión de retirada de Bagdad.

Las Fuerzas Armadas españolas cuentan con 545 efectivos desplegados en Irak en la coalición internacional liderada por EEUU que combate a los terroristas del autodenominado Estado Islámico (EI) instruyendo a las tropas iraquíes en la base ‘Gran Capitán’ de Besmayah, situada a unos 30 kilómetros al oeste de Bagdad.

Al mismo tiempo, fuerzas de operaciones especiales instruyen a unidades iraquíes dedicadas a la lucha antiterrorista en Bagdad y Al Taqaddum. Por su parte, España cuenta en Taji con una unidad de helicópteros que proporciona transporte aéreo en el interior de la zona de operaciones.