Rey emérito fortuna

Localizan una fortuna oculta del Rey emérito en la isla de Jersey

El Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales ha trasladado una alerta a la Fiscalía Anticorrupción tras haber localizado una fortuna oculta del Rey emérito en la isla de Jersey.

El Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) ha trasladado una alerta a la Fiscalía Anticorrupción tras haber localizado una fortuna oculta del Rey emérito en la isla de Jersey, según ha adelantado El Mundo en su edición digital.

Así, unas nuevas diligencias de la Fiscalía investigarán la existencia de un ‘trust’ en el que figura Juan Carlos I como beneficiario Y que se nutre de fondos de otro vehículo financiero similar en las Islas del Canal constituido en la década de los años 90. La nueva fortuna fue trasvasada en 2005 al citado ‘trust’, que ha movido al menos cinco millones de euros, indica el citado diario.

Esta alerta de nueva fortuna ha derivado en una tercera investigación relativa al Rey emérito, que se encuentra en estado «muy embrionario» y de la que se ocupará, al igual que las dos anteriores, la Fiscalía del Tribunal Supremo con la colaboración del fiscal jefe Anticorrupción Alejandro Luzón.

Las pesquisas, según ha indicado la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, aún deben ser incoadas formalmente.

Tercera línea de investigación

Esta tercera línea de investigación se une a las otras dos ya abiertas al Rey emérito; la primera por posibles comisiones procedentes del AVE a la Meca. Y que previsiblemente será archivada con respecto al padre de Felipe VI por no encontrarse indicios que se puedan perseguir respecto de este aforado.

La causa, no obstante, se seguirá investigando respecto de otras personas y por ello esta parte de las diligencias vuelven a la fiscalía Anticorrupción. En cuanto al informe relativo a Juan Carlos I, está previsto que se presente antes de que concluya el año; pues se trata de hechos que pueden ser diferenciados perfectamente de los atribuidos al resto de implicados.

El segundo expediente, que se encuentra ya «muy avanzado» en palabras de la fiscal general. Y es el relativo a pagos con una tarjeta de crédito de los que se podrían haber beneficiado Juan Carlos I y otros miembros de su familia sin ser titulares de la cuenta asociada a este medio de pago; si bien de su contenido no han hablado este viernes ni Delgado ni Luzón. En este asunto se incorpora al equipo ya constituido en el Supremo y presidido por Juan Ignacio Campos el jefe Anticorrupción.

En el punto de mira

Recientemente, Corinna Larsen protagonizaba la última entrega de En el punto de mira, el formato de investigación de Cuatro. El mismo día en el que se archivó una causa contra ella del caso Villarejo, el programa hizo un recorrido de su vida; contando desde su infancia a su presente, en un lujoso barrio de Londres y aterrorizada por el CNI.

El periodista Javier Ruiz explicaba las propiedades con las que se había hecho la empresaria, mediante un entramado financiero, durante los años que estuvo vinculada al Rey emérito. Ruiz desgranó las posesiones de Larsen que investiga Suiza por el posible delito de blanqueo que planea sobre ella.

El primero de los regalos de Juan Carlos I es un palacete en Gales valorado en un total de 6,7 millones de euros. Para ello la pareja «creó una sociedad que recibe el dinero del rey emérito, se le traspasa a Corinna y luego recibe el dinero otra sociedad a nombre del hijo de la empresaria».

Según contó, se diseñan estos entramados con la finalidad de que no se sepa nunca de quién ha venido el dinero. El segundo regalo es Eaton Square, otro palacete, en esta ocasión en Londres, valorado en 5,6 millones de euros. En esta ocasión, la transacción se había llevado a cabo mediante Panamá, evitando inspecciones de las agencias tributarias española y británica.