Todos los días, ¿cuántos camiones grandes de supermercado ves pasar? ¡Están en todos lados! ¿Por qué no crear la misma sensación de ser inevitable con su marca? La prueba social es el mayor impulsor de compras después del boca a boca; en esencia, si parece popular, se vuelve popular. Por su carácter transversal es capaz de alcanzar a cualquiera. Incluso, puede servir para encontrar trabajo colando impreso un currículum en la parte trasera.

James Pemblington, un padre de familia, de 33 años, lo despidieron a principios de año como consecuencia de la crisis por la pandemia del coronavirus. Con un hijo de siete años y otro de tres a su cargo, James se apresuró a buscar trabajo. Solicitó cerca de 100 trabajos y asistió a dos entrevistas, sin éxito. Fruto de la desesperación, se le ocurrió poner en marcha una nueva iniciativa: poner un anuncio publicitario con su currículum en la parte trasera de un camión.

El hombre llevaba cinco años trabajando como director de proyectos técnicos y eventos en el parque de atracciones Alton Towers, en Reino Unido, antes de ser despedido en marzo coincidiendo con la expansión del virus por todo el mundo.

Su suerte comenzó a cambiar cuando ganó un concurso organizado por la empresa que lleva la publicidad de los camiones DrivenMedia y la web de empleo Zoek para que su currículum apareciera impreso en la parte trasera de un camión de 18 toneladas. Y funcionó.

Apenas 48 horas después, su actual jefe vio el camión en un atasco y contactó a James para ofrecerle un puesto de trabajo en un centro de pruebas de coronavirus Covid-19.

Sobre DrivenMedia 

En la web de DrivenMedia aseguran que «no hay mejor momento para utilizar este medio publicitario, gracias al auge de las redes sociales y los teléfonos inteligentes que pueden amplificar el poder de la publicidad de camiones. El alcance de una campaña específica es potencialmente enorme gracias al intercambio social de su campaña».