No pudo ser. El Cádiz CF ha visto cortada su sensacional racha de resultados positivos actuando como visitante en su partido contra el Atlético de Madrid en el Estadio Wanda Metropolitano. Y de qué manera. El conjunto colchonero venció por 4 a 0 y tuvo el partido de cara muy pronto, ya que se adelantó en el 7’ al aprovechar una indecisión defensiva. Los cadistas, por su parte, nunca le perdieron la cara al partido, tal como han hecho hasta ahora en primera.

El Cádiz empieza rápido y fiel a su estilo

El equipo cadista quiso sorprender en la primera jugada del partido. Pitido inicial, descarga a banda derecha y Salvi arrancó la moto para llegar a línea de fondo y soltar un centro que encontró la oposición de la defensa colchonera que se vio obligada a conceder el primer córner del partido, que se sacó sin consecuencias.

Un error defensivo abrió el marcador pronto para el Atleti: gol de Joao Félix

El Atlético de Madrid mostró sus credenciales pronto, ya que las posición de las piezas por parte de Cervera invitaba al equipo del ‘Cholo’ a tener la pelota y tener que hacer algo con ella y tuvo la enorme fortuna de adelantarse en el marcador a las primeras de cambio.

Atlético de Madrid - Cádiz CF
Gol de Joao Felix

El tanto local llegó en un problema de comunicación entre Ledesma y Fali en un centro pasado desde la medular local. El meta argentino salió a por todas hasta casi la línea lateral del área y allí chocó con Faly que estaba presto y dispuesto para despejar: así Marcos Llorente controló el balón y lo puso colgado al área donde Joao Félix cabeceó a gol.

Los planteamientos iniciales cambiaron por exigencias del guión

Es cierto que los amarillos seguían mostrándose fieles a su estilo, pero también era innegable que la acción y reacción de robar para montar a la contra ya tenía otra finalidad: empatar el partido. Así las cosas, el Atlético de Madrid gozaba de posesiones largas y merodeaba siempre el área cadista.

Llorente hizo el segundo superado el cuarto de hora

El Atlético de Madrid estaba cómodo sobre el césped y el gol de Félix le había sentado muy bien y así el segundo gol no tardó en llegar. En una jugada por la derecha en la que Tripier recortó para pasar a Marcos Llorente, que salvó la oposición de Álex para soltar un derechazo que se coló por el único hueco que Ledesma no tapó cerca del palo corto.

Fali pudo acortar distancias antes de la media hora

El equipo amarillo pudo acortar distancias y reaccionar pronto para meterse de lleno en el partido pero Fali no acertó con la portería en un fuerte cabezazo tras córner sacado por la derecha de Salvi. El balón se marchó por encima del larguero para desesperación del zaguero valenciano que fue con todo al ataque.

Y antes del descanso un disparo potente desde la frontal de Álex fue la opción más destacada, pero el balón se marchó alto.

El Cádiz empezó la segunda mitad muy fuerte…

En la reanudación los amarillos salieron igual que fuertes que en el inicio del partido y en los compases iniciales del segundo se vio al equipo de Cervera muy incisivo, entrando rápido por la izquierda e incluso con un Negredo peligroso.

Pero Suárez y el suspense del VAR enfriaron la reacción con el tercer gol

El Atlético de Madrid hizo el tercer gol del partido con una rápida acción de contragolpe en la que Joao Félix asistió a Luis Suárez, que cruzó con la zurda ante la salida de Ledesma. El gol tardó en subir al marcador, ya que la jugada tuvo que ser revisada por el VAR al estar el uruguayo en posición dudosa. Finalmente fue gol.

El Cádiz siempre miró de frente al Atleti y siempre buscó la portería contraria

Los cadistas no se amilanaron en ningún momento a pesar de que el marcador estaba muy inclinado hacia el lado local, pero la insistencia de los amarillos en buscar la portería de Oblak era patente.

Así, Jairo tuvo un disparo lejano peligroso que atajó el meta y poco después Fali puso un centro que se envenenó con rumbo de gol y nuevamente Oblak tuvo que intervenir.

De ahí al final solo resaltar el cuarto gol de los locales que redondeó el partido para el equipo del Cholo Simeone. Cabe destacar que los amarillos nunca le perdieron la cara al choque pero no encontraron el premio del gol que permitiese crear incertidumbre.