El epidemiólogo catalán Oriol Mitjà cree que «acabamos de pasar el pico de la segunda ola» de Coronavirus. Y asegura que los test de antígenos disminuyen la transmisión de la segunda ola del virus y, por tanto, podrían evitar una tercera y el confinamiento masivo, algo que considera «muy caro para la sociedad».

Así lo ha dicho en una entrevista en El Suplement de Catalunya Ràdio recogida por ‘El Nacional’. Insta al Govern a que el ámbito privado contribuya en la lucha contra la pandemia por medio de test de antígenos sobre los que el epidemiólogo ha liderado un estudio de la Fundación Lucha contra el Sida y las Enfermedades Infecciosas y el Hospital Can Ruti en el que demuestra que el test rápido de antígenos, que la Generalitat realizará a los contactos directos de positivos en lugar de las pruebas PCR, es «eficaz» para detectar el virus SARS-CoV-2.

Concretamente, el estudio concluye que las pruebas Ag-RDT de Panbio Coronavirus, que se llevarán a cabo a raíz del cambio de protocolo de Salud, son particularmente eficaces tanto en personas sintomáticas como asintomáticas en muestras con cargas virales muy altas, que se asocian a su vez con una alta transmisión.

El estudio ha evaluado el funcionamiento clínico y analítico del test rápido Panbio Coronavirus Ag-RDT de la marca Abbott. Ha comparado los resultados con las pruebas de referencia PCR, que requieren de un laboratorio; tiempo para procesar los resultados y tienen un alto coste económico.

En este sentido, en la entrevista Mitjà afirma que el confinamiento domiciliario en segunda ola dependerá, entre otras cosas, de las medidas preventivas que se tomen; algo que estima que se debería de poner en marcha en las residencias de mayores. «Hay que crear un muro haciendo tests rápidos» a la gente que acceda, como los trabajadores sanitarios o los visitantes.

Los test de antígenos

Durante el ensayo de los test de antígenos que lidera Mitjà, se han procesado un total de 1.406 muestras nasofaríngeas congeladas con un resultado de PCR disponible. Y el test de antígenos ha identificado la presencia de SARS-CoV-2 en 872 de 951 con resultado positivo de PCR; mientras que ha descartado la presencia del virus en 450 muestras de 455 muestras con resultados negativos de PCR.

La sensibilidad de los tests rápidos es mayor en personas sintomáticas (92,6 %) y sus contactos (94,2 %) y más bajo entre los individuos asintomáticos (79,5 %).

Asimismo, en comparación con el estándar PCR, los tests rápidos de antígenos han demostrado una sensibilidad del 91,7 % y una especificidad del 98,9 %.

En cuanto al tiempo de espera para la obtención de resultados, que en el caso de una prueba de PCR se puede extender varias horas, ha sido de entorno a 15 minutos en los tests rápidos evaluados.

«Los resultados de este estudio permiten afirmar que las pruebas rápidas son herramientas útiles para comprobar la presencia del virus en la población y, por lo tanto, se pueden utilizar para reducir la transmisión de covid19 en la comunidad», ha concluido Mitjà.

Datos andaluces

Andalucía ha superado este sábado 7 de noviembre el pico de ingresados por Coronavirus Covid-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) alcanzado en marzo. Todo tras registrar 442 pacientes en esta Unidad; 16 más en 24 horas y cuatro más que los 438 del 30 de marzo, mientras que los hospitalizados han descendido hasta los 3.197, 29 menos en 24 horas y 635 más que hace siete días. Todo en plena segunda ola del Coronavirus.

Estos datos figuran en un gráfico difundido en redes sociales por la Junta de Andalucía, consultado por Europa Press. En él se refleja la evolución diaria de los ingresos hospitalarios por Covid-19 en la comunidad autónoma.

Cinco días después de superar el registro máximo de 2.708 hospitalizados de finales de marzo y tras semanas con aumentos en la cifra diaria; en esta jornada los hospitalizados bajan a 3.197; 29 menos que la víspera tras la subida de 28 el viernes, 77 el jueves, 185 el miércoles, 172 el martes y 153 el lunes. Los 3.197 hospitalizados contabilizados este sábado son 635 más que los 2.562 registrados hace siete días.

Igualmente, el número de pacientes en UCI experimenta su vigésima subida consecutiva con 16 más; después del aumento de cuatro del viernes, –menor incremento de la última semana–, de 14 el jueves; de en ocho el miércoles, de 19 el martes, de 22 el lunes y de 19 el domingo.

Los 442 pacientes en UCI contabilizados esta jornada son 102 más que los 340 hospitalizados en estas unidades hace una semana. Y se supera por primera vez los 438 contabilizados el 30 de marzo en el pico máximo de la pandemia en la primera ola.

Suma incesante de hospitalizados

Los hospitales andaluces volvía a registrar este viernes 6 de noviembre una nueva jornada de aumento de su presión asistencial con 28 pacientes ingresados por Coronavirus más en 24 horas. Con este nuevo aumento se alcanza la cifra de 3.226 hospitalizados, máxima cifra desde el inicio de la pandemia de Coronavirus.

De total de ingresados, 426 se encuentran en una unidad de cuidados intensivos (UCI), cuatro más que la víspera y aún por debajo de los 438 registrados en el pico máximo el pasado 30 de marzo.

Estos datos figuran en un gráfico difundido en redes sociales por la Junta de Andalucía. Dicha estadística refleja la evolución diaria de los ingresos hospitalarios por Covid-19 en la comunidad autónoma. Allí se recogen todos los datos relativos a esta segunda ola de Coronavirus.