La familia de un jornalero, que quedó tetrapléjico tras un accidente de tráfico, tan solo ha cobrado 10 euros de una indemnización de un millón de euros. La cantidad estaba fijada por un juzgado de Utrera.

El accidente ocurrió el 29 de febrero del 2004, cuando Juan Carretero Gil, jornalero, de 66 años, natural de Algodonales (Cádiz), quedó tetrapléjico al chocar su vehículo contra una mula.

El abogado de la familia del jornalero, que falleció varios años después, Fernando Osuna, ha criticado el «atasco judicial» del juzgado de Utrera. Y es que solo no han recibido la indemnización de un millón de euros que le corresponde por sentencia, sino que «ahora, parece de chiste, pero han conseguido embargar la cantidad de diez euros. Es todo lo que han logrado».

Por el retraso en el cobro de la indemnización, la Justicia fijó en junio del 2018 el aumento de la multa en 60.000 euros. Una cantidad que tardó un año en recibir, aunque sigue sin cobrar la cifra principal.

El bufete ha asegurado que esta situación se podría haber solucionado si el Juzgado de Utrera hubiera tramitado con normalidad el juicio. Sin embargo, el atasco de este órgano lo ha impedido. Ahora, el letrado ha ironizado con que a la familia de su cliente le resta por cobrar 999.990 euros.

Queman su coche para cobrar la indemnización

La Guardia Civil ha detenido a dos personas por su presunta implicación en un delito de incendio en bienes propios, daños en vehículo, simulación de delito y estafa.

Según las pesquisas, el matrimonio quemó uno de sus vehículos con la intención de cobrar la indemnización del seguro, por el que llegaron a cobrar más de 900 euros. Por todo ello el pasado día 1 de octubre, los agentes arrestaron a los presuntos autores, un hombre y una mujer de origen rumano de 30 y 32 años de edad,