Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local de Sevilla, han procedido a la detención de un varón de 30 años de edad por un presunto delito contra la salud pública, tras el hallazgo de seis kilos de hachís en el interior de un coche, que abandonó el detenido.

Los hechos se iniciaron sobre la medianoche del martes en la calle Cruz del Sur de la capital, cuando un vehículo de la Policía Nacional detectó la presencia de un turismo que circulaba con las luces apagadas y con tres personas en su interior, motivo por el cual los agentes lo interceptaron, informa en un comunicado.

Dos de los ocupantes se bajaron del vehículo «iniciándose una persecución a pie por las calles de Los Pajaritos». Mientras el conductor, «maniobraba para eludir la acción policial, emprendiendo también la huida».

Finalmente, se localizó y se detuvo a uno de los hombres que en un primer instante abandonó el turismo. De esta manera, fue auxiliado por una dotación de Policía local.

20 paquetes de hachís 

El coche fue localizado posteriormente en una calle próxima, «abierto, con el motor en marcha y sin ocupantes». En su interior había 20 paquetes envueltos en plástico «conteniendo una sustancia de color marrón, al parecer hachís».

La actuación fue llevada a cabo en el marco de las labores de prevención de actividad  delictiva que se realiza en la barriada de Los Pajaritos. Con esta importante actuación policial realizada por el Grupo de Atención al Ciudadano de la Comisaría Provincial de Sevilla en colaboración con Policía Local, «se consigue anular una vía de suministro de sustancias estupefacientes a puntos de venta de menudeo de droga«.

El presunto autor de los hechos ha pasado este miércoles a disposición judicial y continúan las pesquisas policiales para identificar y localizar a los otros dos huidos.

Segunda actuación en menos de 24 horas

La Policía Nacional han desarticulado un punto de venta de droga en una vivienda ubicada en el centro de Sevilla. De esta manera han detenido a dos personas por su presunta participación en un delito contra la salud pública.

En el piso de Sevilla donde distribuían las sustancias estupefacientes se ha intervenido 800 gramos de cocaína. Además, 2 kilos aproximadamente de sustancia de corte, según detalla en un comunicado. Destaca que el operativo policial se inició en la noche de este lunes, cuando se recibió una llamada al teléfono de emergencias 091. En ella alguien pedía auxilio desde el balcón de un domicilio.

Una patrulla de agentes se dirigió hasta ese lugar, donde les abrieron la puerta del inmueble. De este modo, pudieron comprobar cómo en su interior había dos personas, que presentaban síntomas de embriaguez. Una de ellas fue la que momentos antes había pedido auxilio desde el balcón, «sin que se hubiera producido agresión alguna».

Tras asegurarse de que allí no había ninguna persona más que pudiera
necesitar ayuda, observaron a simple vista, «encima de una cesta de ropa sucia una bolsa de color blanco que contenía casi un kilo de cocaína; así como un bote con cafeína y otra con sustancia de corte –empleada para mezclarla con la droga, consiguiendo así mayor cantidad para su venta a la vez que disminuyen su concentración»

La intervención en el piso ha sido realizada por el Grupo de Atención al Ciudadano de la Comisaría Provincial de Sevilla. Las personas implicadas, de 39 y 34 años de edad respectivamente, ha sido detenidas como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Pasarán este martes a disposición de la Autoridad Judicial.