Muere de un disparo en la cabeza al grabar un Tik Tok en el que fingía su secuestro. Areline Martínez, de 21 años, perdió la vida tras recibir un disparo en la cabeza de uno de sus amigos. Todo mientras estaban grabando un video para TikTok fingiendo un secuestro en la Colonia Villa Juárez, al sur de la ciudad de Chihuahua, en México.

Martínez, que junto con otro joven desempeñó el papel de rehén, estaba siendo apuntada con varias armas de fuego. De acuerdo con las declaraciones de testigos, citados por varios medios locales, «dos de sus amigos dispararon por accidente una pistola calibre 45«. Tras el suceso uno de los participantes avisó a las autoridades, pero todos abandonaron el lugar.

La dirección de Seguridad Pública municipal de Chihuahua confirmó la muerte de la joven dentro de un domicilio de la colonia Rigoberto Quiroz. Ocurrió durante una fiesta y por una herida de bala en la cabeza. En las redes sociales aparecieron imágenes grabadas antes del disparo fatal por uno de los asistentes.

Los dos presuntos homicidas fueron identificados como amigos de la víctima, quienes la acompañaban en la fiesta, y huyeron después del hecho, a bordo de una camioneta Jeep Cherokee. El reporte policiaco indica que el cuerpo de la joven fue encontrado esposado y atado de los pies.

Fiscalía Especializada llevará la investigación

La Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres llevará la investigación. Los dos presuntos homicidas ya están identificados; ahora habrá que determinar si el homicidio fue imprudente o intencionado. «Una de las hipótesis es que estaban manipulando de manera indebida un arma de fuego y pensando que estaba desabastecida, le dispararon a la mujer», declaró por su parte el fiscal general del estado de Chihuahua, César Augusto Peniche Espejel.

El fiscal subrayó que los participantes de la filmación están siendo buscados para comparecer ante el Ministerio Público. Y «si alguno tiene responsabilidad de índole penal, tendrá que responder». «Son varios hechos qué investigar: la lamentable muerte de la joven y el origen de esa arma y cómo llegó a sus manos», señaló.

TikTok, en el punto de mira

TikTok es una de las aplicaciones más utilizadas por los jóvenes de todo el mundo, lo que ha generado una nueva corriente de memes y de problemas por igual. No hay nada de malo en que tu hijo suba un vídeo bailando para que lo vean sus amigos y amigas. Y, a su vez, estos respondan con bromas o sus versiones de los bailes o memes graciosos. El problema es que puede que todo es público y puede haber personas malintencionadas viéndolos y contestando a su vez a los vídeos.

Varias organizaciones en defensa de los menores han puesto el grito en el cielo, llegando a pedir la prohibición de TikTok en el Reino Unido, por la exposición a depredadores sexuales y pedófilos que provoca el servicio.

Una investigación llevada a cabo por el diario The Telegraph ha puesto de manifiesto que no sólo hay perfiles de adultos que interactúan y observan la actividad de los menores, sino que, cuando los responsables de la aplicación, ByteDance, descubrían su actividad, sólo cerraban sus cuentas durante una semana, pudiendo volver rápidamente a su actividad previa.

En sus términos de uso, TikTok sólo permite que mayores de 13 años se puedan crear una cuenta en su servicio, pero como viene siendo habitual en esta y otras redes sociales o aplicaciones de Internet, comprobar la edad del usuario es prácticamente imposible y mentir sobre la edad para crearse cuentas es la norma. De este modo, alrededor del 70% de usuarios tiene entre 13 y 24 años de edad.