La Policía Local de Málaga han rescatado un ejemplar de buitre leonado en la barriada de Churriana, concretamente por la zona del Pizarrillo.

La captura tuvo lugar el pasado sábado 3 de octubre, cuando vecinos de la zona alertaron  de que el ave rapaz se encontraba posada en el suelo bajo un gran árbol. A pesar de estar rodeado de personas, el ave no levantó el vuelo.

Agentes del Grupona se personaron en el lugar, comprobando que se trataba de un ejemplar joven de buitre leonado.

El animal no intentaba en ningún momento desplegar las alas. Intentaba huir corriendo y saltando, lo que revelaba que podía encontrarse débil o enfermo.

Uno de los policías locales junto a otras personas se dispusieron a reconducir al buitre hacia el otro agente. Éste, blandiendo un zalabar, atrapó al buitre leonado en una rápida maniobra.

Tras soltarlo cuidadosamente de la red, los agentes del Grupona procedieron a su traslado al Centro Zoosanitario Municipal. Allí el animal se observó un gran ímpetu en el animal a la hora de beber agua, lo que parecía indicar que podría encontrarse deshidratado.

Este tipo de aves rapaces, que aparecen en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, no habitan zonas urbanas, por lo que su presencia en éstas suele ser un indicador de que puedan tener algún tipo de enfermedad. Dado que poseen grandes y fuertes garras y pico, en actitud defensiva pueden llegar a ocasionar daños.

A ello se suma que suelen tener numerosos parásitos, especialmente si se encuentran enfermas, por lo que su manipulación no es recomendable. Ante la presencia de algún ejemplar se recomienda contactar con servicios especializados, siendo uno de ellos en el caso de la ciudad de Málaga la Unidad Grupona de su Policía Local.