El Ayuntamiento del municipio malagueño de Nerja ha hecho pública un acta de pleno fechada el 3 de septiembre de 1910. La misma revela que la suspensión de los actos de la feria decretada este año como consecuencia de la crisis sanitaria no supone un hecho insólito en la localidad; puesto que hace 110 años el Consistorio de Nerja también se vio obligado a suprimir los festejos. En aquella ocasión, a causa de una epidemia de cólera.

Las actividades de la Feria de 1910 también se suspendieron por una epidemiahttps://www.nerja.es/las-actividades-de-la-feria-de-1910-tambien-se-suspendieron-por-una-epidemia/

Publiée par Ayuntamiento de Nerja sur Mardi 6 octobre 2020

En dicha acta, que el archivo municipal ha dado a conocer por su coincidencia con la realidad actual; se especifica que, «considerando que es altamente improcedente en los momentos actuales la celebración de festejos que aparejan la aglomeración de extraordinario público (…) suprimir festejos que de ordinario se celebran todos los años en esta villa durante los días 9, 10 y 11 de octubre».

El documento desvela, además, que el presupuesto para gastos de la feria de 1910 era de 2.000 pesetas «para funciones, iluminaciones y festejos»; pero que, ante la situación sanitaria, la corporación —presidida por Sebastián Ruiz como alcalde—; creyó de mayor conveniencia que estos gastos «se dediquen a la adopción de medidas higiénicas y sanitarias de todo punto imprescindibles y que demanda la salud pública».

Según ha apuntado el Ayuntamiento de Nerja en un comunicado, este año la partida del presupuesto municipal destinada a la feria; que ascendía a 325.000 euros, se ha destinado a sufragar las medidas recogidas en el plan de choque municipal ante la crisis del Covid-19. Todo ello, para paliar los efectos en la economía y el empleo que ha producido la pandemia.

Suspendida también la feria de Fuengirola

Hace algo más de un mes, el Ayuntamiento de Fuengirola (Málaga) suspendió la celebración de la Feria del Rosario en su edición del año 2020, según anunció la concejala de Fiestas, Isabel Moreno.

Aseguró que se trata de una decisión «consensuada» con la Hermandad del Rosario Coronada y la Federación de Peñas. Añadió que se tomó «por responsabilidad» y en línea con las recomendaciones de las autoridades sanitarias en materia de eventos multitudinarios. Este es el caso del festejo en honor a la Patrona y Alcaldesa Perpetua fuengiroleña, y que puede suponer un riesgo de propagación del virus Covid-19.

«Es una medida decisión dolorosa, pero creemos que será entendida y compartida por todos. La situación actual no nos ha dejado más opción que ser prudentes y evitar situaciones en las que se concentren muchas personas. Lamentablemente, este año no podrá ser y viviremos un mes de octubre diferente sin nuestra feria del Rosario», comentó la edil.

Moreno señaló que la partida económica municipal prevista para este evento, que ronda los 300.000 euros, se ha destinado «íntegramente» al Plan de Reactivación Económica y Social elaborado por el equipo de Gobierno. Tiene como misión ayudar a los sectores poblaciones y productivos más afectados por la crisis del Coronavirus.