La sala de prensa de la Ciudad Deportiva del Cádiz ha acogido una rueda de prensa telemática de despedida como futbolista de Alberto Cifuentes. El guardameta colgaba sus guantes y, en una emotiva comparecencia, se despidió de su etapa como jugador acompañado por el presidente de la entidad, Manuel Vizcaíno.

Tomaba el presidente la palabra en primer lugar para elogiar la trayectoria cadista. “Ha sido más que un capitán, un referente, un amigo, un hermano. Ha tenido algo que ver y mucho con los éxitos que ha conseguido esta familia llamada Cádiz Club de Fútbol. Hemos superado muchos obstáculos, nunca se me olvidará la presencia de aquellos partidos del playoff de ascenso a Segunda. Tuvo tranquilidad, supo medir los tiempos. Capitán y referente de un club en Primera División, donde ha convertido su sueño en una realidad. En el partido de Huesca creo que cerramos un ciclo merecido de lo que ha sido la trayectoria de Cifuentes”.

Cifuentes continuará en el organigrama del club. “Es una despedida y una bienvenida. La presencia de Alberto en el vestuario ocupa tanto y es tan necesario que ocupe tanto que va a ser una transición. Ganamos un referente de otra manera. Se ha preocupado por formarse, se ha preocupado por ser muy bueno en lo que quiere ser: un especialista en fútbol. Como mínimo va a estar con nosotros como mínimo cuatro años, en la secretaría técnica y como cuerpo técnico, donde se le requiera en cada momento.

Lo que el Cádiz le debe a Alberto va a ser prácticamente imposible que se lo devuelva. Ha demostrado una capacidad de saber medir los tiempos, saber lo que quiere en su vida, y también mucho cariño”.

Las palabras de Cifuentes

Con la emoción por bandera tomaba la palabra Alberto Cifuentes. “No sé si quiero decir mucho o no. Siempre he dicho que iba día a día y al final no me he equivocado. En la vida y en el fútbol hay que despertarse cada mañana con la ilusión de hacer algo nuevo, aprender algo nuevo, tomarse las cosas como se merece ese día. Y ayer llegó el día más importante de mi carrera porque tenía que despedirme de mi época como jugador.

Todo ha sido un proceso desde que comenzó la pretemporada hasta ayer. No ha sido una decisión loca por mi parte ni por parte del club, por supuesto. Hemos hablado mucho estos días con el presidente. Ha sido y es mi jefe, mi referente, mi amigo y lo sigue siendo. Hemos intentado llegar a un acuerdo para que el club fuera el máximo beneficiado.

Quiero decir que esto no es una rendición, me sentía con capacidades para seguir compitiendo y seguir estando a disposición del club y así lo he demostrado en pretemporada y en el inicio de la temporada. Las situaciones cambian en el día a día y uno tiene que tomar decisiones, muy consensuadas con Marta, mi mujer, mi mejor amigo”.

Recordó sus inicios, orgulloso de haber acabado su trayectoria en el equipo cadista. “En el 92 me fui con mis amigos a jugar a un barrio, nuestros padres pagaron lo que pudieron para que pudiera jugar. Soñaba con ser como Van der Sar y nunca me imaginé llegar a ser portero profesional. Una llamada lo cambió todo cuando pensaba en retirarme. Se acaba mi carrera deportiva, pero comienza algo nuevo para el Cádiz CF. Soy una persona más honesta que lo que era antes, he crecido mucho en todos los sentidos”.

El cariño de la afición

Palabras de cariño para la afición. “Quiero agradecer a todo el cadismo todo lo que me han dado. Me he sentido parte de ellos. Los he echado mucho de menos en las gradas cuando esta situación de la pandemia nos perjudicó a todos tanto. He tenido muchas miradas cómplices con los recogepelotas, con los delegados, con gente de la grada que sabía que estaba ahí todos los días.

Quiero agradecer el cariño de todos los medios, que creo que me han tratado de una manera que no me imaginaba. Tengo guardados en mi casa infinidad de artículos demostrando el cariño que me tienen. Muchas gracias a todos. El mensaje que le mando a la afición es que esté con nosotros en los malos momentos, como sabe estar.

En los buenos momentos ha demostrado cómo es, en los malos ha demostrado ser exigente. En esta temporada les pido que cuando vengan los malos momentos nos ayuden, que estén con nosotros aunque sea desde casa. Necesitamos muchos de ese aliento para que el equipo logre la salvación”.

Comienza una nueva etapa en el club. “Quiero crecer aquí. Empieza una nueva etapa en mi vida en la que quiero aprender otra vez. He invertido tiempo en conseguir las titulaciones, que no quiere decir que haya adquirido conocimiento. Lo he estado intentando y voy a ayudar al club en todo lo que necesite. Esta temporada era muy ilusionante, para mí, para el club y no va a dejar de serlo. Hay mucho trabajo por hacer, hay que dejar al club en Primera División.

En todas estas conversaciones lo que me ha llevado a tomar esta decisión, que no ha dejado de ser mía, ha sido la ayuda al club para seguir creciendo. En este crecimiento nos hemos visto más capaces de hacerlo de esta manera. He hablado mucho con el presidente de esta posibilidad. Creo que la portería del Cádiz está muy bien cubierta y que queda claro que no me he rendido, es una nueva etapa en la que el club necesita crecer y a mí me va a hacer crecer de otra manera”.

Una decisión difícil de tomar para Cifuentes en el Cádiz. “Ayer fue un día duro para mí porque cuando tomas una decisión así, cuando llevas toda la vida haciendo lo mismo y quieres hacerlo no es fácil. No quise estar mucho con el móvil, pero soy consciente de que me han llegado infinitas muestras de cariño y todo es más llevadero. Estuve todo el día en contacto con mi familia y mis amigos y me dijeron que en Cádiz todo el mundo está a mi lado, algo que no dudaba. Cuando abres el teléfono y ves todas las muestras de cariño se hace todo un poco más ameno”.

Un mensaje por redes sociales le hizo especial ilusión a Cifuentes. “El mensaje que más me sorprendió ayer y de los que más me gustaron fue el del Kichi, me hizo mucha ilusión. Recuerdo el abrazo que me dio cuando regresamos de Alicante. Sé que es un cadista más y me gustó mucho ver su mensaje por redes sociales”.

Agradecimiento a sus compañeros

Palabras de agradecimiento hacia sus compañeros del Cádiz en su despedida. “He tenido una reunión con los compañeros esta mañana, ha sido muy emocionante. Los voy a seguir viendo cada día, esto realmente no es una despedida. Agradezco que me aceptaran como un capitán, en todas ellas han estado a mi lado y hemos sido un grupo unido. Ha sido un momento bastante íntimo en el que he agradecido todo lo que han hecho por el club, lo que han hecho por mí.

Estoy contento por haber estado con ellos en ese ratito que yo necesitaba. Estoy orgulloso de poder haber estado con ellos, haber compartido momentos con José Mari, Garrido, parar un tiro a Negredo, ser amigo de Salvi, con todos. Siempre los llevaré en el corazón”.

Necesidad de tiempo para adaptarse a una nueva situación. “Tengo una conversación muy fluida con Manuel Vizcaíno y con todo el club. Se iba concretando todo en las últimas semanas.

Era una posibilidad que estaba en el aire y se han ido uniendo las circunstancias que tenían que darse y hemos llegado a un acuerdo. Me tengo que situar todavía, tengo que estar tranquilo, asumir la nueva situación. Tengo que pasar el periodo de adaptación. Más o menos tenemos unas ideas claras y comunes de lo que hacer, pero no hay un pensamiento específico. Necesito unos días de seguir la rutina para que no sea un corte radical a la actividad que yo hago. Cuando pasen estos días me iré encontrando y podré explicar de manera específica lo que haré en el club”.