La Policía Nacional han intervenido 11.261 mascarillas falsificadas en la inspección a un establecimiento en el polígono Guadalhorce, en Málaga. En el marco de la operación ‘Chipi’, en prevención de la comercialización de prendas falsas, los investigadores han detenido a tres mujeres y un hombre, todos de nacionalidad china.

La inspección de la Policía Nacional tuvo lugar el pasado día 30 de septiembre. Se produjo a raíz de unas informaciones que apuntaban a la supuesta comercialización de mascarillas falsificadas.

En el registro del establecimiento, regentado por unos ciudadanos asiáticos, los agentes detectaron una ingente cantidad de mascarillas falsificadas. Reproducían, sin autorización e introduciendo ligeras modificaciones, los diseños registrados de varias marcas, ha informado desde la Policía Nacional a través de un comunicado.

Tras el operativo, los funcionarios decomisaron más de once millares de mascarillas falsificadas, empaquetadas y listas para su venta al por mayor. Asimismo, identificaron a los responsables del negocio, cuatro personas de origen chino, que resultaron detenidas en relación con los hechos.

Las falsificaciones, en aumento

El sector del lujo está en pie de guerra. Las empresas se han unido contra las falsificaciones. Reclaman a la Comisión Europea que obligue a las plataformas online a adoptar medidas proactivas que detecten y eviten estas conductas en Internet.

Con esta propuesta, a la que España se ha unido a través del Círculo Fortuny, el sector quiere frenar la proliferación de falsificaciones online. Actualmente, el 6,8% de las importaciones en Europa son productos falsificados y pirateados, lo que supone un valor de 121.000 millones.

Además, las falsificaciones online suponen un riesgo creciente para la seguridad y bienestar de los consumidores. Y es que éstos son cada vez más vulnerables a las estafas online.