Era un secreto a voces. Estaba más o menos cantado. El Colegio de Consultores de Asidonia-Jerez ha elegido administrador diocesano al querido y admirado joven sacerdote Federico Mantaras Ruiz-Berdejo.

Quien ha sido hasta ahora vicario general acometerá esta labor al frente de la Diócesis cubriendo de esta manera la etapa abierta entre la marcha de monseñor José Mazuelos Pérez, que el pasado 2 de octubre tomó posesión de su nueve sede episcopal y el nombramiento de quien se convierta en su sucesor cuando la Santa Sede lo determine.

La noticia ha sido del agrado de todos. Así las cosas, y como se recuerda desde el Obispado en el comunicado que anuncia el resultado de esta elección, Mantaras nació en Jerez el 16 de marzo de 1967, en una familia numerosa en la que él es el segundo de siete hermanos. La familia Mantaras es muy querida en la ciudad.

Licenciado en Derecho

Antes de entrar en el Seminario Diocesano de Jerez estudió y sacó brillantemente la licenciatura en Derecho. Más tarde obtendría el bachiller en teología y, una vez ordenado sacerdote, se doctoró en Derecho Canónico por la Universidad Gregoriana de Roma.

Su preparación es más que manifiesta. En este sentido cabe apuntar que su ministerio presbiteral se ha desarrollado en la Parroquia de La Milagrosa de El Puerto de Santa María y en la actualidad ejerce como párroco en Ntra. Sra. de las Nieves de Jerez. Es también consiliario de los Cursillos de Cristiandad y acompaña dos Equipos de Nuestra Señora.

En la Diócesis ha sido secretario general-canciller en el pontificado de Monseñor Juan del Río y vicario general con Monseñor José Mazuelos. Es además defensor del vínculo en el Tribunal Diocesano y profesor de Derecho Canónico en el Seminario.

Más datos: el Colegio de Consultores que lo ha designado, está compuesto por siete presbíteros: Eugenio Romero, Antonio López, José Palomas, Francisco Fuego, Diego Moreno, Miguel Ángel Montero y el propio Federico Mantaras.

Este último ha sido el elegido por mayoría de dos tercios para gobernar temporalmente la diócesis hasta la llegada del que será cuarto obispo diocesano de Asidonia-Jerez.

El Administrador Diocesano tiene potestad ordinaria y su misión es gobernar la Diócesis, pero sin innovar, para cumplir esta nueva misión Mantaras mantiene en sus funciones a los distintos cargos diocesanos.

El rosario de la aurora por la Atalaya

En otro orden de cosas, cabe anunciar que el Consejo de la Unión de Hermandades de Jerez ha emitido el siguiente comunicado oficial:

«La Unión de Hermandades de Jerez se congratula con la resolución favorable del Ayuntamiento de Jerez a la propuesta presentada por este Consejo Directivo, en la que se acepta la celebración del rosario de la aurora con la bendita imagen de María Santísima de la Candelaria”.

“Durante el pasado fin de semana, el presidente de la Unión de Hermandades ha despachado con el delegado de Movilidad, el delegado de Cultura, así como con la señora Alcaldesa de la ciudad y con el Hermano Mayor de la Hermandad de la Candelaria, para llegar a un entendimiento con respecto a la celebración de actos de piedad popular”.

“Después de estudiar este caso en particular, se ha instado a la Hermandad de la Candelaria a realizar este rosario en los jardines de la Atalaya, lugar donde se pueden cumplir las medidas de seguridad vigente por motivo de la pandemia que nos azota”.

“Asimismo, hemos arrancado el firme compromiso de estudiar todos los casos en particular de las Hermandades que tengan fijadas sus salidas en las próximas fechas”.

“Por ello, agradecemos la predisposición del Ayuntamiento ante nuestra firme petición y damos la enhorabuena a la Hermandad de la Candelaria confiando que pronto llegaremos a la verdadera normalidad. Atentamente, D. Dionisio Díaz Fernández. Presidente de la Unión de Hermandades de Jerez de la Frontera”.