El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado este lunes 7 de septiembre que mantiene su compromiso de reformar el Código Penal para rebajar el delito de sedición, que afectaría a los políticos catalanes presos por el procés.

Sánchez ha pedido ser «empáticos y sensibles» con la «ruptura emocional» que esta situación supone para «parte de la sociedad catalana».

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, el jefe del Ejecutivo ha defendido que es necesario sacar «muchas lecciones» de lo que ha ocurrido con el «mal llamado procés» y «con la situación de líderes que están en la cárcel».

Hay que tener en cuenta la situación no solo «desde el punto de vista del incumplimiento legal» sino «desde la ruptura emocional que está representando para parte de la sociedad catalana», ha explicado.

«El objetivo que tiene este Gobierno es que se mantiene nuestro compromiso de actualizar, modernizar y revisar, vía modificación del Código Penal, estos delitos. Es un compromiso de investidura y se va a mantener», ha reafirmado.

Además, el presidente ha avanzado que esta misma semana llamará al president de la Generalitat, Quim Torra, para buscar una nueva fecha para el referéndum.

Todo apunta que será a mediados de septiembre, alrededor del día 17, el día que Torra tiene que acudir al Tribunal Supremo para saber si su inhabilitación se convierte en firme o no.

La última fecha que acordaron para reunirse fue mediados de julio, en la que Torra no quiso estar presente. Ahora ERC exige su convocatoria para sentarse a negociar los presupuestos.