El tráfico portuario en la Bahía de Cádiz ha acumulado un crecimiento del 7,1% hasta el mes de julio y alcanza los 2,5 millones de toneladas de mercancías. Un crecimiento que contrarresta descenso generalizado de la media nacional (un 10%).

El Puerto de la Bahía de Cádiz ha logrado incrementar el volumen de actividad, aprovechando nuevas oportunidades de negocio.

Asimismo, ha destacado, siguiendo la tendencia de los últimos meses, el comportamiento de la mercancía general, que acumula un aumento del 18% hasta julio, con 806.667 toneladas y un crecimiento mensual del 50%.

Por su parte, los graneles líquidos mantienen la línea alcista, con un incremento acumulado en los siete primeros meses del año del 21 por cierto y 945.986 toneladas. Los graneles sólidos, en cambio, anotan un descenso del 12 por ciento respecto a julio de 2019, con 729.076 toneladas.

Según el modo de transporte, el tráfico rodado registra una bajada del 9%, mientras que el contenedor (lolo) crece un 158% en toneladas (294.148).

La pesca fresca, por su parte, ve reducido su volumen en un 6%, con 8.348 toneladas de pescado fresco. Ese pescado alcanzó un valor de venta de 25,2 millones de euros, lo que supone una bajada del 4% respecto a julio de 2019.

Finalmente, el tráfico de cruceros acumula un retroceso del 85,98% en el número de escalas, con 23 buques contabilizados hasta julio. El número de pasajeros también ha sufrido una importante bajada, llegando a los 40.652.

En este sentido, ha indicado que, como se sabe, esta bajada es consecuencia de la prohibición de atracar este tipo de embarcaciones por la alerta sanitaria del Covid-19, que se mantiene en la actualidad.