La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha adquirido un millón de test rápidos de antígenos de Abbott. Estos llegarán a Andalucía esta semana, evitando la realización de una PCR en caso de obtener un resultado positivo.

Su fiabilidad ronda el cien por cien en los tres primeros días del inicio de los síntomas; y del 90% a partir del cuarto.

Según detalla en un comunicado la Consejería, la muestra necesaria es exudado nasofaríngeo obtenido por un profesional sanitario.

Resultados del test en 15 minutos

El método de análisis es la inmunocromatografía, similar a los test rápidos de anticuerpos. Este permite obtener resultados en 15 minutos y no requiere instrumentos de lectura.

Por ello, se puede realizar fuera del laboratorio. Además, este test detecta la presencia de coronavirus. Asimismo, está indicado realizarlo al inicio de los síntomas de infección.

El consejero, Jesús Aguirre, ha informado de que estos test se usarán, principalmente, en Atención Primaria y Urgencias. También en residencias sociosanitarias y para profesionales sanitarios.

«Evitaría hacer PCR en caso de positivo»

Del mismo modo, ha señalado que «la especificidad es tan elevada, que evitaría hacer PCR en caso de que este test diera positivo».

«Solo se realizarían PCR a aquellos casos que, con sintomatología, dieran negativo en el test de antígenos».

La Junta estudia también la compra de otros análisis moleculares en muestra de saliva. Estos permitirían obtener resultados en un corto periodo de tiempo. Además, evitarían el desplazamiento de pacientes vulnerables a los centros asistenciales.