Las altas temperaturas protagonistas durante el fin de semana en España

España experimentará una nueva subida de las temperaturas, que oscilarán entre los 38 y 42º en gran parte de la península 

Las temperaturas seguirán siendo muy altas durante los próximos días, con valores que superarán ampliamente los 40 grados centígrados (ºC) y que en la mayor parte de la Península se situarán entre 38 y 42ºC, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que añade que también se producirán algunos chubascos con tormentas que serán localmente fuertes.

El portavoz de la Aemet, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que durante los próximos días las temperaturas serán «muy altas en la mayor parte del país» y no descarta sino que ve «probable» que se lleguen a superar los umbrales de intensidad, extensión y duración establecidos para poder hablar «en el sentido estricto» de ola de calor.

«Está muy al límite y tendremos que analizarlo más a posteriori. En cualquier caso, insisto en que habrá temperaturas muy altas para los próximos días», ha subrayado.

De hecho, ha precisado que ya este jueves se superaron los 42ºC en los valles del Guadalquivir y del Guadiana, así como en puntos del sur de Castilla-La Mancha e incluso del sur de la provincia de Ávila.

Además, ha añadido que este ambiente «muy caluroso» se incrementará este viernes en el centro y mitad oriental peninsular, aunque las temperaturas descenderán «un poco» en Galicia, Cantábrico y Andalucía Occidental.

Del Campo ha destacado también que la madrugada de este viernes ha sido muy calurosa, con temperaturas que se situaron entre 4 y 7ºC por encima de lo normal en el centro, norte y oeste de la Península.

«En el día no va a ser menos», comenta, ya que prevé que se superen los 40ºC en los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir y los 38ºC en amplias zonas del interior peninsular.

Por otro lado, ha indicado que se formarán nubes de evolución diurna, de los que caerán chubascos tormentosos, sobre todo por la tarde en zonas montañosas y su entorno.

Estos chubascos se podrán extender a zonas llanas y ser localmente fuertes, especialmente en el sur de Aragón y norte de la Comunidad Valenciana.

En cuanto al sábado y el domingo, ha indicado que no habrá grandes cambios en las temperaturas, aunque bajarán ligeramente el sábado en el Cantábrico y la zona centro, en esas mismas áreas se recuperarán el domingo.

Así, ha dicho que de nuevo se volverán a superar los 40ºC en los valles del Ebro y Guadalquivir y los 38ºC o 40ºC en la mayor parte de la zona centro y meseta sur el sábado.

El domingo el portavoz avisa de un nuevo repunte de las temperaturas en la zona centro, donde se superarán los 40ºC en la meseta sur e incluso a orillas del Guadalquivir se podrán rebasar los 42ºC.

Igual que el viernes, el sábado y el domingo crecerán las nubes de evolución diurna en los entornos de los sistemas montañosos, de las que de los que caerán chubascos acompañados de tormenta, que se podrán extender de nuevo hace unas ganas y no se descarta que alguno de los chubascos sea localmente fuerte y vaya acompañado de granizo, especialmente en puntos del tercio norte peninsular y Sistema Ibérico.

Ante esta situación, dadas las altas temperaturas, el portavoz hace hincapié en que conviene estar pendiente de los avisos establecidos por las altas temperaturas que ha activado la Agencia Estatal de Meteorología e insiste en que hay «muchas zonas» con aviso de nivel naranja, que supone «riesgo importante».

En cuanto a las noches, ha informado de que también serán muy cálidas y, de hecho, seguirán las denominadas «noches tropicales», aquellas en las que la temperatura mínima no baja de los 20ºC, en amplias zonas de la geografía, como puntos de la meseta sur, Andalucía y litoral mediterráneo de Valencia y Murcia.

Incluso no quedarán las noches muy lejos de los 25ºC, que ya se denominan «noches tórridas» y que dificultan «notablemente» el descanso nocturno.

De cara a la próxima semana, ha apuntado que ya el lunes comenzarán a descender las temperaturas por el oeste de la Península, aunque subirán un poco más los termómetros por el nordeste, de manera que de nuevo se superarán los 40ºC por allí, especialmente en el Valle del Ebro. «En general seguirá apretando el calor», ha resumido.

Sin embargo, el martes y el miércoles se pondrá fin a este episodio de altas temperaturas gracias a la llegada de una vaguada del Atlántico. Del Campo explica que una vaguada es «una suerte, una especie de lengua de aire frío en capas altas que proporciona condiciones para inestabilidad».

En concreto, esta vaguada llegará acompañada también de aire más fresco en superficie hará que bajen las temperaturas el martes y el miércoles hasta los valores normales para la época e «incluso algo más frescos de lo habitual» para la época, con chubascos tormentosos que pueden ser localmente intensos en puntos del norte y este peninsular.

En cambio las comunidades mediterráneas y en Baleares continuará el calor durante buena parte de la semana.

Por otro lado, respecto a Canarias, ha dicho que seguirán con el régimen de alisios habitual, que dejará nubes en el norte de las islas más montañosas, de algunas lloviznas y ambiente en general suave, aunque será algo más caluroso en las medianías orientadas al sur. Las temperaturas cambian poco en el archipiélago aunque tenderán a subir durante el miércoles y el jueves.

Finalmente y dentro de un mayor margen de incertidumbre, la Aemet pronostica que durante la segunda mitad de la semana los cielos estarán nubosos en el extremo norte peninsular y habrá nubosidad de evolución diurna en gran parte del norte y este peninsulares. También serán probables las precipitaciones en el tercio norte y en el entorno de las áreas de montaña podrán ser en forma de chubascos y tormentas.

La intensidad de las precipitaciones podría aumentar en el Cantábrico oriental y el noreste peninsular al final del periodo.

Respecto a las temperaturas, aún no observa una tendencia clara ni en la Península ni en Baleares pero en este momento ve probable que se mantengan e incluso desciendan «un poco más».

El viento a partir del miércoles tenderá a girar a componente oeste excepto en el norte del área mediterránea.