La OMS envía 20 toneladas de material sanitario a Beirut

Rusia y Marruecos montan hospitales de campaña para hacer frente al colapso sanitario

  • EEUU envía tres aviones de carga con suministros, incluidos alimentos y agua

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha enviado este jueves a Beirut, la capital libanesa, un avión con 20 toneladas de material sanitario para hacer frente al colapso sanitario provocado por la presencia de más de 5.000 heridos a causa de las dos explosiones registradas en el puerto de la ciudad.

El avión, donado por el Gobierno de Emiratos Árabes Unidos (EAU) y procedente de Dubái, ha aterrizado en Líbano con los suministros necesarios para poder realizar unas 1.000 operaciones quirúrgicas y otro millar de intervenciones de traumatología, según ha indicado la organización en un comunicado.

«Nuestras plegarias están con todos aquellos que se han visto afectados por este trágico evento a medida que continuamos con nuestra misión de servir al pueblo de Líbano y ayudarlo a fortalecer sus servicios sanitarios», ha subrayado Iman Shankiti, representante de la OMS.

Tal y como ha señalado, la organización ya se ha puesto en contacto con las autoridades sanitarias del país, así como con otros socios y hospitales para ofrecer un tratamiento más eficiente a las víctimas de las explosiones y poder «identificar y garantizar otro tipo de necesidades».

Como consecuencia de las deflagraciones tres hospitales de Beirut se encuentran totalmente fuera de servicio, mientras que otros dos han sufrido daños parciales que han mermado considerablemente sus capacidades. Los pacientes están siendo trasladados a hospitales y centros médicos de todo el país, lo que ha llevado a la OMS a distribuir las ayudas entre los hospitales más sobrecargados.

El organismo ha querido, además, trasladar todo su apoyo a la población libanesa y ha recalcado que su «resiliencia legendaria rara vez ha sido tan puesta a prueba». «Hay que garantizar que existe una respuesta continuada a la pandemia de coronavirus en el país y que los más vulnerables reciben asistencia médica», recoge el texto.

«Ante la aparición de nuevos desafíos debido a este último incidente devastador, Naciones Unidas y sus socios están movilizándose para ofrecer ayuda humanitaria inmediata ala población y apoyar al Gobierno durante estos momentos», ha subrayado Najat Rochdi, coordinadora de la ONU en Líbano.

La OCHA se moviliza para hacer frente a la tragedia

Este mismo jueves, la Oficina de Coordinación para Asuntos Humanitarios (OCHA) de Naciones Unidas ha comenzado a movilizarse para hacer frente a las consecuencias humanitarias de la tragedia sufrida en Beirut.

En un intento por respaldar la respuesta del Gobierno libanés a la situación, la OCHA ha comenzado a gestionar el despliegue de expertos del Grupo Asesor Internacional de Operaciones de Búsqueda y Rescate, así como del Centro de Coordinación y de Desastres de la ONU para apoyar a socorristas y servicios de rescate en la zona.

En un comunicado, la oficina ha especificado que varios equipos de emergencias están llegando desde «todas partes del mundo» para poder llevar a cabo una respuesta humanitaria «coordinada».

Además, ha especificado que la Cruz Roja Libanesa –que está ofreciendo refugios temporales a los afectados– y el Sindicato de Ingenieros han puesto en marcha una serie de operaciones en las zonas afectadas, si bien el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos se ha puesto en contacto con las autoridades del país para analizar la situación en las comunidades.

Entre las principales necesidades, la OCHA incluye el envío de médicos, unidades móviles y de medicamentos para enfermedades crónicas, así como equipos de protección individual para trabajadores sanitarios.

Ayuda desde Rusia y Marruecos

El Gobierno ruso ha construido rápidamente un hospital de campaña en Beirut para ayudar a las autoridades locales a hacer frente al gran número de enfermos y heridos. El hospital en cuestión, que será gestionado por profesionales sanitarios rusos, ha sido dispuesto por el Ministerio de Emergencias ruso, tal y como ha informado la agencia de noticias Interfax.

Parte de su personal –unas 120 personas– se encargará de llevar a cabo labores de búsqueda y rescate junto a los socorristas y equipos libaneses, que contarán con el apoyo material de cinco aviones con suministros que despegarán próximamente hacia Beirut.

Este mismo jueves, la Embajada de Marruecos en Líbano ha indicado en un comunicado que, «en apoyo del hermano Líbano», el Gobierno enviará «cuatro aviones militares y cuatro civiles y creará un puente aéreo con Beirut para hacer llegar la ayuda humanitaria y médica necesarias».

«En el mismo contexto, llegará un equipo médico militar para montar un hospital de campaña para ayudar a los afectados por la explosión», señala el texto, que especifica que estos envíos consistirán en 295 toneladas de alimentos básicos, 10 toneladas de medicamentos, otras 10 de herramientas y equipos médicos y once toneladas de materiales y equipos médicos para hacer frente a la COVID-19.

En este sentido, la Embajada ha trasladado al Gobierno libanés sus más «profundas condolencias» por la tragedia y ha expresado su «deseo de superar esta terrible situación en el menor tiempo posible».

Desde el martes, cuando se produjeron las explosiones, numerosos países han ofrecido y enviado ayuda, entre ellos, Francia, Alemania, Qatar, Irán, Israel o Estados Unidos. La Unión Europea también se ha puesto a disposición de las autoridades libanesas en este sentido.

EEUU envía tres aviones con suministros

Por su parte, el Ejército de Estados Unidos ha confirmado el envío de tres aviones de carga con suministros para apoyar a las autoridades libanesas a responder ante la devastación causada por las explosiones.

El portavoz del Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM), Bill Urban, ha detallado que han sido trasladados al país tres ‘C-17’ con alimentos, agua y suministros médicos para «ayudar a dar ayuda y apoyo y satisfacer las necesidades del pueblo libanés durante esta terrible tragedia».