Kichi pide a Sánchez que no deje a Cádiz fuera de las ayudas económicas

El alcalde de Cádiz incide en que es «un momento para la solidaridad y la unión»

El Ayuntamiento de Cádiz pide al Gobierno central que no excluya de la ayuda a los municipios cifrada en 5.000 millones de euros a aquellos consistorios que no cuenten con un remanente positivo de tesorería, y a tal fin el alcalde de Cádiz, José María González, mantendrá este viernes una reunión con los alcaldes de Bilbao, Granada, Lleida, Madrid, Murcia, Pontevedra, Santa Cruz de Tenerife y Zaragoza para sumar fuerzas en esta reivindicación, a la que en las próximas horas pueden adherirse más ciudades.

El regidor gaditano incide en que es momento de «solidaridad y unión» para que todas las localidades, «especialmente las que más dificultades atraviesan», superen la crisis económica derivada de la pandemia de coronavirus, y que así debe entenderlo el Gobierno.

González remarca que «no es de recibo» que la ciudad se vea penalizada ahora, justo en este complicado momento, por la mala gestión económica que arrastraba el Ayuntamiento de Cádiz cuando llegó él a la Alcaldía, hace cinco años. En este periodo, no obstante, la realidad económica del Ayuntamiento de Cádiz ha mejorado con una notable reducción de la deuda, del periodo medio de pago a proveedores y de los indicadores económicos.

«Es injusto que nos hagan pagar ahora, negándonos esta oportunidad, una dinámica que dejó al Ayuntamiento de Cádiz casi en la ruina económica con la política de los mamotretos y el autobombo, pero que se está revirtiendo desde hace cinco años como se puede constatar con datos», sostiene.

La iniciativa del Gobierno busca, según ha acordado con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) contribuir desde los municipios a desarrollar una movilidad sostenible, la agenda urbana y políticas de cuidados y apoyo a la cultura.

En esta línea, se constituye como una oportunidad para planificar nuevas prioridades de actuación municipal y replantear los programas de servicios directos que ofrecen a la ciudadanía para combatir las consecuencias de la pandemia.

«No tiene sentido que los ayuntamientos que más dificultades atravesamos no podamos acogernos ahora a este programa de ayuda que impulsa el Gobierno, que para Cádiz significaría unos 13 millones de euros si fueran distribuidos siguiendo el criterio de población residente, una cantidad que sin duda contribuiría a superar la crisis derivada del Coronavirus que ha afectado a todas y a todos sin distinción, pero que tendrá consecuencias más graves precisamente en aquellas zonas que por su naturaleza ya venían sufriendo crisis ligadas al desempleo como es el caso de Cádiz», indica José María González.

Así, requiere al Gobierno que «recapacite y amplíe su mirada para no dejar atrás a los ayuntamientos más necesitados», al tiempo que reitera que «es momento de unidad y unión para que todos salgamos adelante sin dejar a nadie atrás».

A esta realidad se une, además, «que los ayuntamientos somos el eslabón de la cadena institucional que soporta con más fuerza el tejido ciudadano; somos la primera puerta a la que llama el vecino o la vecina y asumimos un nivel de servicios muy superior a los ingresos que tenemos». «Estamos infrafinanciados y eso debe corregirse, porque es un desequilibrio que sigue latente. Al menos, que nos ayuden a paliarlo permitiendo que nos acojamos a programas como el que quiere impulsar el Gobierno», añade.

Por último, reclama al Gobierno que «reconsidere su postura e integre a todos los ayuntamientos en ese programa de ayudas, porque de lo contrario se estará dando un paso para agrandar desequilibrios en un momento especialmente complicado para todas las localidades sin distinción».