Estos son los productos de limpieza que aconseja Sanidad contra el Coronavirus

El Ministerio de Sanidad ha emitido una serie de recomendaciones sobre cómo y dónde se debe desinfectar nuestra casa

El Ministerio de Sanidad ha emitido una serie de recomendaciones para desinfectar todas las zonas de nuestra casa para prevenir un posible contagio de Coronavirus.

De forma generalizada, Sanidad insiste en que es importante ventilar frecuentemente todas las habitaciones de nuestro hogar, como mínimo, cinco minutos cada día, lavar la ropa en agua caliente cuando sea posible y no sacudirla y, en caso de que convivamos con un caso confirmado o sospechoso de coronavirus, tomar unas medidas de aislamiento domiciliario estrictas.

Es importante tener toda la casa limpia y desinfectada para minimizar los riesgos de contagio.

Sin embargo, Sanidad pone énfasis en tres zonas concretas: la cocina, los baños y todas las superficies que se tocan con frecuencia, es decir, los pomos y manecillas de puertas, ventanas, cajones y de armarios; barandillas y pasamanos; interruptores, botones y pulsadores; botones de ascensores; teléfono y telefonillo; mandos a distancia; superficies que se tocan de electrodomésticos; mesas, sillas y otros muebles; grifos y utensilios de cocina.

El Ministerio de Sanidad recomienda utilizar agua y jabón o un limpiador común para proceder a la desinfección.

Además, el Ministerio asegura que «en caso de superficies que se toquen muy frecuentemente y en el baño, desinfectar» después de haberlas limpiado previamente con agua y jabón o con un limpiador común: «Si usas lejía, mezclar 20 mililitros de lejía (de 3-5%) con 980 mililitros de agua, justo antes de limpiar. Dejar actuar 5 minutos y aclarar. También puedes utilizar desinfectantes virucidas autorizados», explica.

Para llevar a cabo todas estar tareas, Sanidad recomienda realizar una limpieza de manera frecuente usar guantes y ropa de limpieza, seguir las indicaciones de las etiquetas y no mezclar productos, utilizar paños diferentes para desinfectar, lavar y secar bien los materiales de limpieza y lavarse siempre las manos al terminar.