Así roban una botella de cerveza en una pequeña confitería de Jerez

La dependienta lo pilla a la hora de salir con dos botellas en la mano, se esconde una debajo de la ropa, y vuelve con una en la mano, pero sin dinero para pagarla

El suceso ha tenido lugar a las 21:49 horas de la noche del viernes en la confitería «Alimentación El Kata», ubicada en el número 10 de la Plaza Algodonales, en la popular barriada de La Granja.

Un varón ha robado una botella de cerveza tras intentar llevarse sin pagar dos de ellas en un primer momento. Como se pueden ver en las imágenes, la dependienta le llama la atención, el individuo acaba saliendo, se introduce una de las botellas por debajo de la camisa, y vuelve para dentro solo con una botella en la mano.

Una vez delante del mostrador y mostrar tan solo una botella, informa que no tiene dinero para pagarla, por lo que se marcha con una botella debajo de la ropa. El varón aprovechó que dentro del local solo se encontraba una clienta y la dependienta.

Puede parecer una tontería de hurto, pero un comercio pequeño, como el afectado en las imágenes, tiene que vender hasta 5 botellas de cerveza para recuperar la pérdida ocasionada por dicho robo.

El caso filmado por las cámaras de seguridad de este establecimiento suponen un claro ejemplo de la delincuencia a baja escala que no se muestra pero es muy perjudicial para los pequeños empresarios.

Estos hurtos no se denuncian por no llegar el importe robado a ser de gran importancia, pero sí, hurto a hurto suponen un gran problema para la superviviencia de estas empresas. Suponen, incluso a corto y medio plazo, fuertes pérdidas para los pequeños comercios, los cuales hacen grandes esfuerzos para contratar personal y salir adelante.