El jerezano Pablo Llamas se despide de Roland Garros en el cuadro individual

El tenista no pudo con el japonés Shintaro Michizuki, mientras que en dobles buscará este viernes las seminfinales

Adiós al sueño del jerezano Pablo Llamas en su primera participación en la competición junior de Roland Garros. El tenista, que había alcanzado de manera exitosa los octavos de final no pudo superar al japonés Shintaro Michizuki para seguir avanzando en la competición. El partido, que inicialmente se suspendió por la lluvia, se reanudaba en la jornada de ayer miércoles, donde el asiático mostró su mejor versión para terminar llevándose el partido por 7-5 y 6-4. Pese a su eliminación en el cuadro individual, llamas buscará las semifinales en el cuadro de dobles.

Todas las esperanzas de la armada española estaban puestas en el jerezano. Por el camino se quedaron sus compatriotas Carlos Alcaraz, Carlos Gimeno y Nicolás Álvarez, pese a tener mejor posición en el ranking, y aunque finalmente el sueño se ha terminado esfumando, la actuación del tenista ha sido más que destacada.

Tras perder el primer set, en el segundo parecía que Llamas podía revertir la situación en un buen inicio. Sin embargo, tan solo pudo ganar el primero de sus servicios. El segundo set fue un ‘toma y daca’ constante entre los dos jóvenes tenistas hasta que en el noveno juego, el japonés lograba adelantarse en el marcador (5-4) y terminaba cerrando el partido con su servicio.

Por su parte, la alegría para el jerezano llegaba en el cuadro de dobles, donde, contra todo pronóstico, lograba vencer junto a su compañero Juan Bautista a los actuales número 2 del mundo, los estadounidenses Kingsley y Nava. Ahora, la pareja formada por el jerezano y el argentino, buscarán las semifinales frente al uzbeko Sergey Fomin y el belga Gauthier Onclin, actuales número 8.