Almería supera el millón de euros de inversión social en la crisis del COVID-19

El alcalde visita los centros sociales comunitarios que responden unas 400 llamadas diarias y llevan atendidas a más de 6.000 familias, de las que el 60% nunca antes habían sido usuarias de este servicio

El alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, ha visitado los cuatro centros de Servicio Sociales Comunitarios del Ayuntamiento de Almería, ha felicitado a sus directoras y trabajadores, les ha animado a seguir con el trabajo y se ha comprometido a mantener la apuesta municipal por la atención social. No en vano, el Ayuntamiento ha dispuesto, hasta la fecha, una inversión en temas sociales de más de un millón de euros desde que comenzara la crisis sanitaria del COVID-19.

“Los servicios sociales” -ha dicho el primer edil- “se han convertido en punta de lanza de la protección social de los almerienses a raíz de la crisis socioeconómica que acompaña a la sanitaria”. No en vano, son más de 400 las llamadas que se contestan a diario desde los cuatro centros de servicios sociales -Casco Histórico, Nueva Andalucía, Ciudad Jardín y Los Ángeles-, que llevan atendidas a más de 6.000 familias desde que se decreto el estado de alarma, un 60% de las cuales nunca antes habían sido usuarias de este servicio. “Y detrás de esas cifras hay familias con necesidades perentorias”, señala Fernández-Pacheco.

La primera respuesta del Ayuntamiento a raíz de la crisis sanitaria ha sido social y se ha adoptado de forma urgente desde el primer día en el que se decretó el estado de alarma, subraya la concejala delegada de Área de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana, Paola Laynez, que hace hincapié en que esta respuesta ha supuesto, hasta la fecha, la inversión de algo más de un millón de euros entre la partida de 600.000 euros destinada a ayudas de emergencia, la adecuación del albergue juvenil como segundo centro de acogida municipal, la colaboración con otras administraciones como la Junta de Andalucía para dar continuidad a programas como el de reparto de alimentos entre escolares, el teléfono de acompañamiento y atención psicológica, los convenios suscritos con Cruz Roja y Cáritas, además de los que se están ultimando con asociaciones del tercer sector y que permitirán a las entidades ofrecer terapia y atención a sus usuarios, también a domicilio.

Los Centros de Servicios Sociales Comunitarios son la primera línea de respuesta respuesta social a esta situación, reconoce el alcalde, que ha conocido, de primera mano, los datos de las atenciones que se manejan en estos centros y que supone un volumen “nunca antes visto en los 30 años de historia de los centros sociales comunitarios de Almería. Ni siquiera durante la crisis de 2007”, han apuntado las trabajadoras sociales que han visto como el volumen de incidencias en materia social ha crecido de forma “espectacular”.

Para dar soluciones a los demandantes de ayuda y contribuir a paliar las situaciones de vulnerabilidad, el Ayuntamiento ha movilizado todos los recursos a su alcance. Unos recursos, tanto personales como materiales y económicos, que se van a mantener para que, cuando al final se alcance la normalidad, “lo hagan todos los almerienses, sin que ninguno quede atrás”. La idea, asegura, es que todos los ciudadanos puedan retomar sus proyectos de vida y hacerlo lo mejor posible, ha trasladado el regidor a los trabajadores de estos centros.

Por lo pronto, a través del Área de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana y en colaboración con las áreas de Economía y Función Pública, y de Presidencia y Planificación, se ha adelantado el dinero para las ayudas de emergencia y se han agilizado al máximo los trámites para ofrecer la respuesta municipal lo antes posible.

Reactivar el Servicio de Ayuda a Domicilio

Junto a la tramitación de ayudas económicas, los centros han revisado todos y cada uno de los expedientes de ayuda a domicilio y ayuda a la dependencia, después de que se declarasen los servicios mínimos y, de nuevo, ahora, con el inicio de la desescalada y el permiso a los mayores de 70 años para dar paseos con sus cuidadores.

Una situación que se ha visto favorecida en Almería después de que se hayan hecho test a las empleadas del servicio de ayuda a domicilio y no haya salido ni un solo positivo a COVID-19. La vuelta a la normalidad será escalonada y el Ayuntamiento “ya se prepara para ello”. “Del mismo modo, que se han reinventado los servicios sociales, se va a adaptar el servicio y la ayuda municipal para llegar al mayor número posible de familias”, concluye la concejala de Familia e Igualdad.