El PSOE de Jaén a favor una reforma de la Constitución

El secretario general de los socialistas jienenses, Francisco Reyes, valora la Carta Magna como «motor de progreso»

El secretario general del PSOE de Jaén, Francisco Reyes, ha valorado este viernes la «utilidad incuestionable» de la Constitución Española «como motor de progreso, desarrollo y modernización» del país en estos 41 años, si bien ve oportuna una reforma «para actualizarla a los nuevos retos de futuro y, sobre todo, para blindar algunos derechos que hoy por desgracia están en peligro».

Reyes afirma que el artículo 9.2 de la Carta Magna «atesora una de las mayores virtudes» del texto, puesto que establece que los poderes públicos tienen la obligación de promover las condiciones para que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas. «Ahí está sin duda una de las esencias de la Constitución y, desde luego, uno de los artículos que a los socialistas nos parece fundamental garantizar y reforzar en unos tiempos complicados donde vemos el acoso y derribo que están sufriendo los servicios públicos en algunos territorios como Andalucía», asegura en un comunicado.

Así pues, considera que «no hay que tener miedo a introducir cambios» en la Constitución que permitan su mejora, de modo que siga siendo «esa herramienta básica que ha sido durante cuatro décadas en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria». En este punto, resalta el papel jugado por el PSOE, tanto en la elaboración del texto constitucional como en su desarrollo durante los primeros años de vigencia con los gobiernos de Felipe González.

«Han sido gobiernos socialistas los que han dado los mayores impulsos en la modernización de la economía de nuestro país, en la construcción del Estado de Bienestar y en la universalización de derechos tan trascendentales, como la sanidad, la educación, las pensiones o la Ley de Dependencia, a los que hay sumar leyes del calado de la lucha contra la violencia de género o el matrimonio entre personas del mismo sexo», argumenta.

Asimismo, señala que el modelo de las autonomías también ha resultado «un éxito» en estas décadas, lo que «no es impedimento para abordar la reforma del modelo desde una perspectiva federal que consolide los logros alcanzados y los niveles de autogobierno, siempre garantizando la igualdad, la solidaridad y la cohesión social y territorial», de manera «que todos tengan igualdad de oportunidades independientemente del lugar donde vivan».

«Hoy hay una extrema derecha que está poniendo en cuestión nuestra Constitución y nuestro Estado de las Autonomías, y esto es algo que no vamos a consentir», advierte al respecto.

A su juicio, esa reforma territorial también debe reforzar la cooperación entre los diferentes niveles de gobierno, convertir al Senado en una verdadera cámara de representación territorial «y, por supuesto, contemplar la delimitación de las competencias y la mejora de la financiación para la administración local».

«Los ayuntamientos y las diputaciones son fundamentales en esa estructura territorial como administración más cercana a la ciudadanía y, de hecho, han demostrado en este tiempo ser los grandes artífices de muchos de los avances registrados en nuestros pueblos», subraya.