Agentes de la Policía Nacional en El Ejido (Almería) han detenido en un control policial a cinco personas cuando transportaban en un vehículo un cargamento de 40 kilos de marihuana cuyo destino era el levante español.

Los hechos ocurrían el pasado día 30 de octubre, a las 12,00 horas; cuando dos agentes de la Comisaría de El Ejido, en la provincia de Almería, circulaban a bordo de un vehículo policial. Además sin distintivos por la autovía A-7 y les llamó la atención las maniobras que estaba efectuando otro vehículo que les antecedía.

Los agentes decidieron iniciar una vigilancia discreta sobre el vehículo y sus dos ocupantes, lo que les llevó hacia el barrio de Pampanico en El Ejido (Almería), dónde, debido a la presencia de ‘aguadores’ en el barrio, decidieron esperar a que el vehículo y sus ocupantes salieran nuevamente del lugar.

Según ha informado la Comisaría, a los pocos minutos, salieron a gran velocidad el vehículo sospechoso; y otro vehículo ‘lanzadera’ que circulaba primero, ocupado por tres hombres. El objetivo era prevenir sobre posibles controles policiales a los ocupantes del segundo vehículo para intentar burlar los mismos.

Embistió contra los vehículos policiales

Los agentes iniciaron entonces un seguimiento por la autovía A-7, sentido levante, apoyados ya por otros indicativos policiales. Según ha señalado la Policía Nacional cuando intentaban detener ambos vehículos, uno de ellos embistió contra uno de los vehículos policiales, tratando sin éxito de sacarlo de la vía.

Por su parte, una vez detenido el vehículo lanzadera a la altura de la salida de Níjar, sus ocupantes se encerraron en el interior del mismo, desobedeciendo las órdenes policiales de abandonar el automóvil, teniendo la Policía Nacional de Almería que fracturar un cristal para proceder al arresto de los ocupantes.

Durante el registro de los vehículos, en el maletero de uno de ellos, la Policía Nacional intervino varias bolsas que contenían 40 kilos. Además de 800 gramos de cogollos de marihuana.

Las cinco personas arrestadas, todos ellos con antecedentes policiales por tráfico de drogas, han pasado a disposición judicial; como presuntos autores de un delito contra la salud pública.

Plantación de marihuana

Agentes de la Guardia Civil, en un servicio coordinado con la Policía Local de Jerez de la Frontera (Cádiz), desmantelaban una plantación de marihuana que se había instalado en el interior de una nave industrial.

Los detenidos, dos personas, habían instalado un equipamiento eléctrico que constaba de decenas de diferenciales, toda una red de iluminación, ventilación, extractores y humidificadores.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, se han intervenido 613 plantas de marihuana listas para su recolección. Estas arrojaban un peso de casi 100 kilos.

La operación se realizó este lunes día 19, cuando se estableció un servicio coordinado de vigilancia junto con la Policía Local de Jerez ante la sospecha de que en una nave industrial de la localidad pudiera existir una cultivo indoor de marihuana.

Registro en una nave industrial en Jerez

Los agentes en el transcurso de la investigación realizaron un registro de la nave industrial en presencia de los detenidos, encontrando en el interior de la nave 613 plantas cultivadas por modalidad indoor, todas ellas en avanzado estado de floración y que arrojaron un peso total de casi 100 kilos, junto a todo un equipamiento de material eléctrico necesario para el mantenimiento de la plantación.

Por todo ello, se ha detenido a dos personas como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, siendo desmantelado todo el sistema que facilitaba el crecimiento.

Cinco plantaciones desmanteladas en septiembre 

En otro orden, la Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local de Jerez, desmanteló en las últimas semanas de septiembre cinco instalaciones dedicadas al cultivo acelerado y al procesado de marihuana.

En total, han intervenido 1.035 plantas de gran tamaño junto con otros seis kilos ya preparadas para su venta directa. Las investigaciones finalizaron con la detención de seis personas como presuntos autores de los delitos  contra la salud pública y malversación de fluido eléctrico. Todos ellos abastecían sus instalaciones mediante enganches ilegales a la red eléctrica.

Las plantaciones interiores desmanteladas se ubicaban dentro del núcleo urbano de la ciudad, en zonas residenciales altamente pobladas. Una de ellas se encontraba en una casa baja adosada, en la barriada de Federico Mayo. Las otras cuatro se ubicaban en bloques de viviendas altamente poblados en las Barriadas de Agrimensor y Torresoto.

Además de la droga, intervinieron nueve aparatos industriales de aire acondicionado, 73 balastros magnéticos; 72 conjuntos de lámparas de calor halógenas, 33 ventiladores de gran tamaño; 10 turbinas extractoras de aire y 10 cuadros eléctricos artesanales para el enganche ilegal al fluido eléctrico.

Todas las instalaciones y la droga intervenida junto con los detenidos fueron trasladados a las dependencias de la nueva Comisaría de Jerez de la Frontera. Una vez que se dieron por terminadas las diligencias de investigación, la droga fue puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia.