Sin desvelar las causas de su muerte, pero con un tremendo y profundo dolor. Así ha confirmado la madre de Brax el fallecimiento de la joven artista estadounidense. A sus 21 años, la rapera e influencer estaba preparando dos nuevos discos y varias novelas.

El salto a la fama de Brax se produjo en 2017 después de compartir un proyecto musical titulado VERSE (atility). La cantante, nacida en Richmond (Virginia) en 1998 contaba con una gran popularidad en Instagram, donde rebasaba la cifra de los 100.000 seguidores. En 2018 publicó una canción bajo el título Don’t Deny y poco después lanzó otro de sus grandes temas Lil Bitch.

Mensaje en Instagram

«Nuestro ángel, Braxton Blue.B Baker ha ascendido. En el momento de su ascenso, yacía de forma sagrada. No había rasguños, no había moretones, su ser interno y externo era completamente puro. Fue una liberación espiritual. Dios recuperó al ángel que nos prestó«, escribió Loftin en Instagram.

«Braxton estaba en un retiro espiritual, elaborando y haciendo cuidadosamente su arte. Desde entonces, ha dedicado su arte a la humanidad y la curación, componiendo dos álbumes y escribiendo tres novelas. Más recientemente, estaba en el proceso de formar su marca fusionando su amor por la moda y su trabajo revolucionario como mujer negra queer«, añadió.

«Braxton sabía que Dios estaba obrando a través de ella, era receptora de dones colocados permanentemente en su cuerpo. Sabía que su brillantez y arte se compartirían con el mundo en el tiempo de Dios. Esto es solo el comienzo, todo nuestro ser está dedicado a compartir su arte sacro con el mundo», agregó Loftin, que no dio detalles sobre las causas de la muerte de la joven.