El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta, Elías Bendodo, ha sido rotundo al afirmar que, con independencia de las medidas que en la reunión del comité de expertos de este domingo se decidan implantar en Andalucía en relación con la pandemia, los colegios en Andalucía se mantendrán abiertos.

Esta decisión, en palabras del consejero, se argumenta en dos hechos: «los colegios son hoy los sitios más seguros», además de que «son una herramienta fundamental para la conciliación de la vida familiar y laboral».

Así, al ser cuestionado por los periodistas tras la presentación este viernes de los presupuestos regionales para Málaga, Bendodo ha señalado que este domingo se van a valorar las medidas que se han puesto en marcha hace diez días para ver el grado de eficacia y evolución de la pandemia y, según eso, se decidirá si tomar nuevas medidas, pues no se descarta ninguna. «Lo que sí puedo decir es que en cualquier caso los colegios seguirán abiertos en Andalucía», ha sentenciado.

Asimismo, ha valorado la actuación de la Consejería de Educación, pues «la vuelta al cole ha funcionado»; indicando que el 95 por ciento de los centros educativos de la comunidad «están libres de COVID». Por tanto, ha incidido en que «deben seguir abiertos con independencia de las medidas que se puedan llegar a tomar este domingo».

Medidas en Andalucía 

En relación con las medidas que puedan llegar a acordarse, el consejero ha recordado que el decreto de estado de alarma actual no recoge el confinamiento domiciliario y que para que pueda llegar a Andalucía primero el Gobierno central debe modificar dicho decreto.

Del mismo modo, ha insistido en que las afirmaciones del presidente de la Junta, Juanma Moreno, sobre que el 70 por ciento de la actividad económica en Andalucía se produce de las 7.00 a las 15.00 horas «no quiere decir que a partir de ahí sea la hora establecida para el cierre de comercios, pero sí que a partir de ese dato tomaremos medidas».

Las cifras en Andalucía, ha detallado Bendodo, arrojan unos números que «nos siguen preocupando», con 3.226 hospitalizaciones, de las que 426 se encuentran en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), es decir, «el mayor dato desde el inicio de la pandemia». Así, ha dicho que, aunque en los tres últimos días la evolución de ingresos ha disminuido, en la jornada de este pasado jueves se registró «el número de fallecidos más alto de la historia».

Ante ello, ha recordado que ya está activo el Plan 4.500 para que Andalucía cuente con camas suficientes por si se alcanza esa cifra de ingresos hospitalarios, así como la activación del Polideportivo de Carranque que se encontraba medicalizado tras la primera ola y a la espera de abrirse en caso necesario.

«La situación es preocupante», ha reconocido Bendodo, indicando que la tendencia del nivel de hospitalizaciones sigue con un incremento progresivo. Por ello, ha incidido en que las medidas que se puedan llegar a tomar este domingo «no son medidas políticas», si no que van a ir en base a criterios técnicos.

Juanma Moreno confirma un posible cierre de la hostelería

Juanma Moreno, presidente de la Junta ha anunciado que en los próximos días se tomarán nuevas medidas restrictivas en la comunidad.

Uno de los aspectos que más preocupa es la hostelería. Y es que Moreno ha confirmado la posibilidad de cerrar los negocios de hostelería y restauración para tratar de frenar los contagios de Coronavirus en Andalucía.

De cualquier modo, es una decisión que «está sobre la mesa» y no se conocería hasta el domingo 8 de noviembre; fecha en la que está prevista una reunión del comité técnico-científico que asesora al Gobierno autonómico.

En declaraciones a TVE, Moreno ha indicado que los datos de fallecidos y de hospitalizados en la comunidad son preocupantes; lo que llevará a su Gobierno a decidir nuevas medidas este domingo. Medidas que, si los datos son negativos, pueden ser «más restrictivas», sobre todo, en el ámbito de la movilidad.

Descarta el confinamiento domiciliario

Por otra parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha descartado por el momento un confinamiento domiciliario de la población. Para Moreno sería «el último recurso».

En este sentido, entiende que un confinamiento domiciliario «provoca gravísimas consecuencias en los ámbitos económico y social».

Antes de llegar a esa vía, Juanma Moreno y su Gobierno esperan agotar otros recursos; tales como la «limitación en el movimiento de muchos sectores«. Así, en función de como vayan evolucionando las cifras, serán medidas más o menos «restrictivas».

En cuanto al sector de la hostelería y la restauración, Juanma Moreno ha confirmado que es una posibilidad muy seria. Sin embargo, ha dejado claro que es una cuestión que se estudiará en las provincias. «La incidencia del Coronavirus no es igual en todas. No se puede tomar una decisión estándar, sino que hay que singularizarla en función de la incidencia», ha señalado Moreno.

Ha expresado que es «muy triste» tener que «cerrar» la hostelería; un sector económico fundamental en Andalucía y en España y que ha tomado medidas «muy serias y sensatas».