El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha considerado este viernes que el cierre temporal del fastuoso y emblemático hotel Alfonso XIII, buque insignia del sector hotelero local, de titularidad municipal y gestionado por The Luxury Collection by Starwood mediante una concesión administrativa, es algo «doloroso» pero una «medida lógica» en el actual contexto de auge de la segunda oleada de la pandemia y la reducida movilidad de los turistas internacionales de alto poder adquisitivo que constituyen el cliente objetivo de este establecimiento.

En rueda de prensa, Espadas ha recordado que el hotel Alfonso XIII, construido entre 1916 y 1928 para la exposición iberoamericana de 1929 y protegido como bien de interés cultural (BIC). Se nutre principalmente de turistas internacionales y de alto poder adquisitivo; toda vez que la movilidad internacional «es la que es» a cuenta de la expansión de la pandemia; y las limitaciones a la movilidad implantadas en diferentes países.

Por eso, ha opinado que el cierre temporal del hotel tiene su «explicación lógica» en este contexto; que ha provocado una «baja ocupación» del negocio que «no justifica que esté abierto».

«Es doloroso, pero forma parte de esta situación», ha opinado. Insistiendo en que es «lógico» que la dirección del hotel opte por el cierre eventual «abocada» por las circunstancias y «ponga sus objetivos en la próxima Navidad».