La elevada presión asistencial producida en los últimos días ha provocado que el Hospital Universitario de Valme de Sevilla haya tenido que avanzar una fase más de su Plan de Contingencia y activar más recursos para hacer frente a la pandemia.

Se trata de la dotación de una veintena de camas adicionales destinadas a pacientes con coronavirus y ‘perfil UCA’. Es decir, pacientes tributarios de continuidad asistencial, detalla el centro hospitalario en un comunicado.

Esta ampliación de recursos para pacientes Covid del área sur de la provincia; que no fue necesaria llevar a cabo en la primera oleada de la pandemia, comienza a funcionar a partir de este viernes. La nueva dotación está localizada en el ala derecha de la planta baja de hospitalización de Medicina Interna del Hospital El Tomillar. Esta supone un total de 18 camas adicionales.

Medida enmarcada en el Plan 4.500 de la Junta de Andalucía

Los pacientes del Hospital de Valme que se han comenzado a hospitalizar son afectados de Covid con un perfil similar al atendido en la Unidad de Medicina Interna del Hospital El Tomillar. Según destaca el responsable de este dispositivo y jefe clínico del Hospital El Tomillar, Salvador Vergara, «se trata de pacientes con patologías crónicas avanzadas, necesidades asistenciales complejas y en los cuales son prioritarios los cuidados paliativos para el mantenimiento de la calidad de vida sobre la agresividad del tratamiento».

Esta medida está enmarcada en el Plan 4.500 que la Junta ha puesto en marcha. En el, se recogen recursos adicionales para luchar contra la pandemia. Medidas extraordinarias para aplicar de forma puntual conforme a las necesidades que van surgiendo durante la evolución de la pandemia.

Según la directora gerente del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla, María Jesús Pareja; «la medida materializada contribuirá a facilitar la gestión asistencial de una extensa área geográfica de la provincia. Esto garantiza la atención de la creciente patología de coronavirus con el resto de patologías».